Estado

Rinden homenaje a oficiales caídos

En medio de una atmósfera de pesar, decenas de agentes municipales despidieron ayer en la tarde a sus compañeros

Staff
El Diario de Juárez

sábado, 30 enero 2021 | 08:30

Nuevo Casas Grandes— En medio de una atmósfera de pesar, decenas de agentes municipales despidieron ayer en la tarde a sus compañeros, la Inspector Operativo María Montserrat Muro Montoya de 41 años y los patrulleros Juan de Dios Lagunas Rojo, de 51 años y Pedro Daniel Pérez Rascón, de 43, caídos en una emboscada donde hombres fuertemente armados atentaron contra el jefe policiaco que custodiaban, Julio César Ramírez Valdez, quien sobrevivió al ataque.

En el interior del salón Cassandra al suroriente de la ciudad, que fue utilizado como recinto, los elementos de Seguridad Pública, Policía Vial y Bomberos y Protección Civil, despidieron a los oficiales que en la ceremonia de cuerpo presente donde les corearon “¡Presente!” cuando se dio el pase de lista y se oyeron sus nombres.

El evento fue encabezado por el alcalde Héctor Mario Galaz Griego, quien durante la ceremonia dio lectura a la “Oración del Policía”, reiterando en su mensaje que las familias contarán con todo el apoyo del Municipio y que se les hará efectivo el seguro de sus familiares que dieron la vida en cumplimiento de su deber, reconociendo la labor de todo el cuerpo de Seguridad Pública.

En el recinto también estuvieron familiares y amigos de los tres agentes caídos.

Cabe destacar que en el evento no estuvo presente el director de Seguridad Pública y de la Policía Vial, Julio César Ramírez Valdez, quien resultó herido en el atentado y posteriormente se le hospitalizó, pero que luego fue dado de alta al tener una lesión en la rodilla que no puso su vida en peligro.

Durante el homenaje trascendió que los ataúdes se hallaban cerrados, debido a que los oficiales fueron acribillados en la cabeza, desfigurando sus rostros, razón por la que las autoridades de la Fiscalía General del Estado y la agencia funeraria, tardaron poco más de un día en entregar los cuerpos.

La Fiscalía General del Estado confirmó ayer que aún no se tenían personas detenidas como presuntas responsables de estos hechos, en los que además de los tres oficiales de Seguridad Pública, Larisa Beltrán Estrada, de 30 años, una civil que salía de hacer ejercicio, fue blanco de los agresores, sumando la cuarta víctima a la lista del ataque.