Estado

'Sacaron más agua de la que se debe', denuncian exgobernadores

Extrajeron 263 millones de m³ de las presas, aseguran; el tratado obliga a entregar 237 millones

El Diario

De la Redacción/El Diario

miércoles, 26 agosto 2020 | 19:00

Mediante un desplegado que se publica hoy, tres exgobernadores del estado aseguraron que este año ya se ha extraído a las presas de Chihuahua más agua de los 237 millones de metros cúbicos que se aportan al tratado, por lo que exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador el cierre de los embalses y escuche a los afectados. 

“Teóricamente, Chihuahua entrega aproximadamente esos volúmenes según registros, pero la realidad es más cruda. Sistemáticamente, Conagua y Cila sacan agua del Estado y ahora, como nunca en 75 años, hasta de las presas, en volúmenes que son muy superiores”, asentaron. 

“Así, este año han sacado de la presa El Granero, 203 millones de metros cúbicos, a Las Vírgenes le han extraído 54 millones y de La Boquilla llevan extraídos 6, más lo que se acumule, para un total registrado en lo que va de este año de 263 millones de metros cúbicos”. 

El desplegado es firmado por los exgobernadores priistas Fernando Baeza Meléndez, José Reyes Baeza Terrazas y Patricio Martínez, y está dirigido al presidente, con copia al gobernador Javier Corral, al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y a “3.6 millones de chihuahuenses”. 

“El estado de Chihuahua no acapara agua como se ha llegado a afirmar, simplemente constituye reservas para los años de escasa lluvia, como está ocurriendo en este momento, pues en todo el 2020, los escurrimientos son inexistentes. 

No ha llovido, mientras Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas ya registraron lluvias muy abundantes. Ahí están los registros pluviométricos, el estado está en sequía”, afirman. Exponen que en el problema, en realidad el futuro alcanzó con su desarrollo poblacional, urbano, agrícola, industrial y de intercambio internacional tales dimensiones, que resulta imposible a los dos ríos (Conchos y Bravo), cuya corriente se ha mermado por el cambio climático, dar el abastecimiento suficiente para usos crecientes. 

“La gran inversión internacional para uso eficiente del agua ya es ineludible. El problema no es Chihuahua, el problema está en toda la cuenca y esto lo quieren resolver con la escasa agua de nuestras reservas”, critican. 

Además, en la publicación reseñan las partes relevantes del Tratado Internacional de Límites y Aguas de 1944 y explican cómo la presa La Boquilla se excluye del mismo convenio, pues se construyó principalmente para dotar de agua de riego a los campos de cultivo del sur de la entidad. 

“Señor presidente: Esto es injustificable, el agua no puede ni debe ser manejada sin transparencia, con mentiras, sin información y deformando la realidad”, agregan. “Mientras no se quiera reconocer que las cuencas internacionales están agotadas y a punto del colapso, se vive en el permanente riesgo de una grave crisis para la población de ambos países, que de llegar ocasionará daños a la vida misma de sus habitantes”. 

“Que nadie se ofenda ni se moleste. Le pedimos nos escuche. Todo esto fue desencadenado por un pésimo manejo de la administración del agua de la cuenca. Que no le mientan, que abran los registros, y ahí encontraremos el origen de esta crisis única y sin precedentes”, exponen. 

Finalmente solicitan el “cierre inmediato de compuertas de las presas chihuahuenses, la revisión a fondo y con seriedad de las decisiones basadas en premisas con apariencia de verdad y que se redistribuya la carga en el pago del Tratado, donde Chihuahua no puede ser casi el único obligado”.