Estado

Se despiden fronterizos de Modesto

Cientos de personas llevaron flores, cartas y peluches a la jirafa que por 22 años se robó el corazón de los juarenses

Lorenzo Hernández / El Diario de Juárez / Familias a los pies de la iconica jirafa
Lorenzo Hernández / El Diario de Juárez / Los niños dejaron rosas blancas como homenaje
Omar Morales / El Diario de Juárez / Modesto, falleció de un infarto fulminante

Alejandra Gómez / Josué Serna / El Diario de Juárez

viernes, 03 junio 2022 | 07:45

Ciudad Juárez.- Sobre una cama de alfalfa, uno de los alimentos favoritos de Modesto, cientos de flores fueron apiladas por los juarenses que la tarde de ayer se reunieron frente al cuerpo de la jirafa, que hace 22 años hizo de esta frontera su hogar, pero que desde el primer día en que sus pezuñas pisaron el desierto enamoró a chicos y grandes. 

Bajo una gran manta, el cuerpo de Modesto recibió a niños y adultos que por más de dos horas realizaron una fila en el exterior del lugar que durante dos décadas fue su guarida, con la intención de poder acercarse y colocar al frente de sus patas, dejadas a la vista de los visitantes, arreglos florales, figuras de jirafas, zanahorias y algunas cartas de despedida. 

“¿Mamá, pero qué va a pasar con Modesto?”, preguntó entre lágrimas el pequeño Edward, de 11 años, mientras abrazaba a su madre, quien le explicó que la jirafa iría al cielo, al que todos los animales van cuando dejan su hogar sobre la Tierra, pero sus palabras no pudieron contener la tristeza de saber que el gigante amigo falleció.

Por su parte, Carolina Gutiérrez, de 18 años, también acudió a la despedida ya que recuerda que desde pequeña su mamá la llevaba al parque a darle zanahorias, una de las cosas que más disfrutaba en su infancia.

También, acompañado de sus papás, Carlitos, un niño de 6 años, quiso ir a llevarle un dibujo y una flor a la jirafa, la cual visitaba cada fin de semana para admirarlo.

A un costado del lugar en que el cuerpo de Modesto recibió las palabras de despedida de cientos de juarenses, se construyó una fosa de más de cinco metros de profundidad, y cuando la luz de la tarde comenzó a caer se pidió a los visitantes que abandonaran el parque para sepultar a la jirafa en el sitio en que se edificará un monumento en su honor, según lo dicho por Sandra Simental, la administradora del parque.

‘Hasta siempre’

En el paque se colocó una manta con la leyenda “¡HASTA SIEMPRE MODESTO! Gracias por estos años que les regalaste a todos los visitantes del Parque Central, fuiste, eres y serás un icono para nuestra ciudad. Te extrañaremos siempre”. 

Modesto falleció durante la mañana del pasado miércoles de un paro fulminante y en el transcurso de las siguientes horas el cerco alrededor de su hogar fue tapizado con imágenes de pequeñas jirafas, algunas con alas y aureolas, por niños que decidieron plasmar en hojas de papel su despedida.