Estado

Se le mueren a Corral otras 10 vacas de Duarte

Están en los ranchos propiedad del exgobernador César Duarte y que están asegurados por la Fiscalía

De la Redacción/ El Diario

miércoles, 27 mayo 2020 | 09:21

Chihuahua.- El pasado fin de semana aparecieron otras diez reses muertas por falta de agua y alimento en los ranchos propiedad del exgobernador César Duarte y que están asegurados por la Fiscalía General del Estado (FGE). 

Lo anterior, mientras sigue el conflicto entre el administrador particular Héctor Hugo Pérez Robles y de la Fiscalía del Estado, Eduardo Fernández Herrera, por incumplimiento en los tres contratos de mantenimiento en los ranchos de Balleza, Villa Matamoros, Villa López, Valle de Zaragoza y Camargo. 

El Diario obtuvo fotografías de las reses muertas y algunas tienen el arete con registro número 4307 del Gobierno del Estado avalado por la Sagarpa. 

El empresario ganadero Héctor Hugo Pérez Robles, administrador por tres contratos de una parte de los bienes asegurados al exgobernador Duarte, denunció la semana pasada a través de sus abogados, que en dos semanas de marzo del presente año murieron 95 cabezas de ganado con arete por falta de pago en la atención de los ranchos que mantiene asegurados la Fiscalía. 

Explicó que desde el pasado 13 de febrero ha querido entregar las propiedades y bienes a la administración pública estatal encabezada por el panista Javier Corral Jurado, “pero la Fiscalía no se quiere hacer responsable, no los quiere recibir y por eso tuvimos que recurrir a los jueces civiles”. 

Según reportó, algunos de los ranchos ganaderos propiedad del exmandatario estatal, tienen una superficie de 35 mil hectáreas, y en donde pastorean hasta 2 mil 500 cabezas de ganado.

“Se han tomado malas decisiones desde el Gobierno, desde que llegó a mediados del año pasado el señor Eduardo Fernández (administrador de la FGE) y donde se ha deteriorado poco a poco el ganado. Mire, con una o dos semanas que se le trate mal al ganado, con eso tiene para que se deteriore”, expresó. Según narró, fue en el mes de febrero cuando su empresa al no recibir el pago correspondiente a precio alzado de los contratos signados con la FGE, decidió devolver la administración al Estado. 

“Fue en el mes de febrero cuando le quisimos entregar la administración de las propiedades a la Fiscalía, le decimos esto ya no nos interesa, pero no estuvieron de acuerdo en recibir. Dijeron que no estaban listos, luego quisieron hacer totalmente improvisado el procedimiento”, dijo. 

Según el administrador, la Fiscalía del Estado a través de Eduardo Fernández Herrera quien puso el 13 de ese mes y de manera extraña a un interventor de nombre Jorge Contreras Villareal, quiso recibir las propiedades, pero no hacerse responsable.

“Les decíamos entonces, ¿cómo quieres que te entreguemos, sin hacerte responsable y sin que firmes la cadena de custodia?, que es el documento idóneo para ese trámite. Por esa razón nosotros acudimos al Juzgado Civil (Sexto) en el Distrito Judicial Morelos, para decirle al Juez, oye (sic) la Fiscalía no quiere recibir la administración y por lo tanto yo te voy a estar informando cómo se va desarrollando todo”, subrayó. 

El administrador particular no reveló por seguridad los montos de los contratos y adeudos que se le tienen.