Estado

Se reúnen yonkeros con la CES tras intentos de extorsión

El fin de semana se localizó una manta dirigida al gremio y se incendiaron por lo menos tres establecimientos

Staff / El Diario de Juárez

Eduardo Lara/ El Diario de Juárez

viernes, 08 enero 2021 | 11:08

Ciudad Juárez— Integrantes de la Unión de Yonkeros de Ciudad Juárez sostuvieron una reunión esta mañana con el coordinador de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) en la Zona Norte,  Ricardo Realiváquez, así como otras autoridades estatales y municipales para analizar denuncias y preocupaciones del gremio, luego de que algunos de ellos reportaran intentos de extorsión.

La reunión de este viernes se realizó en el restaurante Chapa, ubicado sobre el bulevar Manuel Gómez Morín, en donde el gremio expuso sus preocupaciones a la autoridad.

Héctor Lozoya, presidente de dicha asociación, comentó que tras los incidentes registrados en días pasados, el gremio no se dejará intimidar, por lo que seguirán buscando asesoramiento por parte de las autoridades.

"Ahora es muy fácil intentar buscar un beneficio a través de amenazas, ya sólo ingresan a Google y rastrean algo de información sobre los negocios, pero vamos a denunciar,  esa es la mejor manera de combatir esta situación", dijo.

"El mensaje para el gremio es que no se dejen intimidar, que se asesoren, y la prueba está en que aquí está la autoridad con nosotros", agregó. 

Ayer, comerciantes en el ramo de compra-venta de autopartes usadas denunciaron ante la Fiscalía del Estado en la Zona Norte que han sido amenazados por presuntos extorsionadores, quienes están amagando con quemar negocios si no acceden a pagar 'cuotas'.

Lo anterior,  luego de que el pasado sábado,  se localizara una manta en la que se escribió un mensaje dirigido a los propietarios de yonkes de la ciudad, la cual fue colocada en un puente peatonal que se encuentra por el eje vial Juan Gabriel, cerca del cruce con la calle Ponciano Arriaga; mientras que ese mismo fin de semana se registrara el incendio en por lo menos tres yonkes de esta frontera, alertando a dicho gremio.

Los daños en uno de los establecimientos afectados sobrepasaron los 50 mil dólares, según explicó el propietario de dicho negocio