Estado

Se separa de su perrita en la frontera; fue regalo de su madre antes de morir

Familia juarense cuidará de Brandy hasta que pueda llegar a Nueva York

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Brayan Pinto, un venezolano de 18 años de edad, abraza a su mascota

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 12 septiembre 2022 | 09:50

Ciudad Juárez.- Después de migrar con Brandy, una perrita que le regaló hace dos años su mamá antes de morir, Brayan Pinto, un venezolano de 18 años de edad, regresó a México a través del río Bravo/Grande para encontrar a alguien que la pudiera cuidar en lo que busca la manera de reunirse con ella en Nueva York. 

“Me dicen que se tiene que quedar de este lado o de aquel lado, mandarla a un refugio y que quede con personas estadounidenses o en caso tal que la van a dormir, y ahora no sé qué hacer con la perrita. Es una perrita de apoyo emocional que me había regalado mi mamá antes de fallecer y pues dejarla es como dejar a un miembro de la familia, como dejar a una hermana, a un hijo de este lado”, explicó con su mascota entre los brazos. 

Al conocer la historia de Brayan y Brandy, Carlos Sánchez, un fotógrafo, quien tiene dos hijas pequeñas, decidió darle refugio en Juárez a la perrita de raza peekapoo, mientras que encuentran ayuda de alguna organización estadounidense para que pueda reunirse nuevamente con su dueño. 

“Me dicen que la tengo que dejar, porque no se puede cruzar para el otro lado, que mucho hacen con darnos ayuda a nosotros para darle ayuda también a los cachorros. Viene con nosotros desde Ecuador, Colombia, Venezuela, cruzó la selva del Darién, duró nueve días con nosotros”, narró Pinto, quien caminó por ocho días por la selva del Tapón del Darién, entre Colombia y Panamá, con su mascota entre los brazos. 

Brandy cuanta con su propio perfil en TikTok como @brandysp_, en el que a través de imágenes Brayan y sus tíos narran su travesía desde Venezuela hasta Estados Unidos, algunos días en cuatro patas y otros en vehículos. 

“Hola, soy Brandy y duré ocho días atravesando la selva Del Darién, mi familia me ayudó cargándome, pero igual caminé, tengo mis patitas un poco enfermas y aporriadas por la caminata, pero gracias a Dios ya salí y todo está bien, cansada, pero bien. Ya estamos en un campamento de la ONU (de la Organización Internacional para las Migraciones) para continuar”, se lee en un video de TikTok en el que se observan imágenes de la perrita de color blanco, protegida del sol con una gorra amarilla. 

A través de los videos, Brandy se ve corriendo, viajando y comiendo helado junto a Brayan, sus tíos y su primo de 12 años de edad, quienes la tarde de ayer se despidieron de ella con abrazos y besos. 

“Se porta bien, ¿oyó?, se porta bien”, le dijo entre besos quien por dos años fue su compañero de vida, durante una despedida que dejó tristes a ambos, ya que mientras él cruzaba el río ya sin su mascota entre los brazos y con el rostro lleno de tristeza, Brandy comenzó a llorar. 

Pero al poco tiempo Abi y Aylin, de 10 y 3 años de edad, la llenaron nuevamente de besos, caricias y amor cuando su papá se las presentó, explicándoles que ellas la cuidarán mientras puede reunirse nuevamente con su dueño.