Estado

Secuestros y extorsiones rodean a la comunidad LeBaron

Lebarones se han enfrentado a varios grupos criminales y a barzonistas

De la Redacción
miércoles, 06 noviembre 2019 | 15:10
El Diario

Chihuahua, Chih.- En la última década, la comunidad LeBaron ha sido víctima no sólo de la delincuencia organizada, quienes reiteradamente han atacado a sus integrantes, sino también se han enfrentado con grupos como El Barzón dejando personas muertas y acusaciones públicas de responsabilidad.
Secuestros, asesinatos, extorsiones y otros delitos han rodeado a esta comunidad asentada principalmente en la región de Galeana y Nuevo Casas Grandes.
Esta comunidad fue fundada en el año de 1924 por un grupo encabezado por Alma Dayer LeBaron, y con miembros de su numerosa familia.
Los LeBaron eran miembros de una rama fundamentalista de los mormones que se habían separado de dicha organización al negarse a abandonar la poligamia, en consecuencia a eso se dio su emigración a nuestro país.
Dos de los hijos de Alma LeBaron, Joel LeBaron y Ervil LeBaron fundaron en 1955 la Iglesia del “Primogénito de la Plenitud de los Tiempos”, cuya principal sede se estableció en la referida colonia.
Fue en el año 2009, cuando la comunidad LeBaron recibió atención nacional e internacional debido a los ataques de que fueron objetos sus pobladores por las bandas del crimen organizado.
El 2 de mayo de ese año fue secuestrado por las bandas criminales el joven Érick LeBaron de 17 años, por el cual los captores pedían un millón de dólares por su liberación.
Ante este hecho los integrantes de la comunidad se solidarizaron y anunciaron públicamente su decisión de no pagar el rescate exigido y afortunadamente el joven fue liberado por sus captores el 10 de mayo sin haberse realizado pago alguno.
Durante todo este evento, la comunidad se manifestó tanto en la capital del estado, como en medios nacionales e internacionales contra la creciente inseguridad vivida en la región, manteniendo su recurso de negarse a entregar posibles rescates a plagiarios.
Dos meses después, el 6 de julio de ese año, fueron secuestrados y posteriormente asesinados Benjamín LeBaron —hermano de Érick- y Luis Widmar Stubbs, otro miembro de la comunidad, por criminales quienes dejaron una manta frente a sus domicilios donde señalaron que el asesinato era en represalia por su activismo en contra de la inseguridad.
En ese tiempo la comunidad anunció que iban a tomar acciones de autodefensa si las autoridades no garantizaban la seguridad de los habitantes.
Otro de los conflictos de la comunidad LeBaron fue por los acuíferos que están en veda desde 1957 en la zona noroeste de la entidad.
Debido a que la comunidad mormona perforó 10 pozos en el rancho “La Mojina”, en el municipio de San Buenaventura, para siembra de nogales, esto ocasionó el descontento de pobladores del ejido vecino de Constitución, uno de los puntos más fuertes que tienen los activistas de El Barzón en Chihuahua.
Esto provocó una serie de acusaciones entre los líderes Joel y Julián LeBaron con los líderes de El Barzón, donde la Conagua intervino, pero detonó en disputas y acciones de destrucción de presones y otras medidas que aumentaron la tensión entre los productores.