Estado

Sentencian a mujer de NM por contrabandear armas a México

Pasará cuatro años en prisión por esquema en que falsificaba documentos

Internet / Gallegos fue arrestada en el Puerto de Entrada de Ysleta el año pasado

Staff / El Diario de El Paso

lunes, 21 noviembre 2022 | 21:00

Una mujer de Nuevo México fue sentenciada el miércoles pasado en El Paso a 50 meses de prisión por su participación en un esquema para comprar armas de fuego en el Oeste de Texas y el Sur de Nuevo México y luego exportarlas a México.

Según documentos judiciales, Carmen Gallegos, también conocida como Carmen Salazar-Andujo, de Hobbs, Nuevo México, participó en una conspiración para comprar al menos 23 armas de fuego en un período de dos meses y luego pasarlas de contrabando de Estados Unidos a México. Entre el 2 de septiembre de 2021 y el 29 de octubre de 2021, Gallegos había incluido una dirección de Texas en al menos tres registros separados de transacciones de armas de fuego mientras estaba en el Distrito Oeste de TX cuando en realidad residía en Nuevo México.

Gallegos fue arrestada en el Puerto de Entrada de Ysleta el 31 de octubre de 2021, cuando regresaba de una visita a México. Los investigadores pudieron determinar que la mujer había proporcionado información falsa a un titular de una licencia federal de armas de fuego para obtener armas y además recopilaron pruebas de que con frecuencia compraba este tipo de mercancía con la intención de introducirlas de contrabando en México. Gallegos admitió durante su arresto que le pagaron $538 por contrabandear tres armas de fuego a México el día anterior. El 20 de junio de 2022, se declaró culpable de conspiración para contrabandear bienes desde los Estados Unidos.

“Falsificar documentos federales para comprar armas de fuego es un delito grave”, dijo la fiscal federal Ashley C. Hoff. “Gracias a nuestros socios de la agencia, que continúan impidiendo que las armas crucen la frontera, pudimos enjuiciar adecuadamente y poner fin al breve papel de Gallegos como contrabandista”.

“Evitar que las armas de fuego y las municiones caigan en manos de organizaciones criminales transnacionales es una de las principales prioridades de cumplimiento de HSI (Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional)”, dijo el agente especial a cargo de HSI El Paso, Francisco B. Burrola. “Nuestra frontera es más segura hoy porque un traficante de armas más está tras las rejas. HSI continuará trabajando con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para combatir la amenaza que los miembros de estas redes criminales representan para la seguridad pública”.

“Este caso es un claro recordatorio del compromiso de la ATF (Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos) de colaborar con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para detener el flujo ilícito de armas de fuego a México e interrumpir a los traficantes responsables”, dijo el agente especial interino a cargo Jamey VanVliet de la ATF de Dallas.

El HSI y ATF investigaron el caso.

Los fiscales federales adjuntos Gregory McDonald, Ellen Denum y la ex fiscal federal adjunta Kristal Wade procesaron lo procesaron.