Estado

Sicarios hicieron más de 600 disparos

Relaciona Fiscalía ataque con el cártel de ‘El Tigre’

De la Redacción/El Diario
jueves, 18 abril 2019 | 05:50

Chihuahua.- Un total de 632 casquillos fueron levantados como evidencia balística tras el ataque armado que sufrieron agentes y la Comandancia de Seguridad Publica del seccional de Anáhuac, en el municipio de Cuauhtémoc.

Con el asesinato del policía Marco Antonio Ramos Soto, la noche del martes durante el ataque de un comando armado a la comandancia seccional de Anáhuac, son 64 los elementos de seguridad que han sido asesinados de octubre del 2016 a la fecha en todo el estado.

De esas víctimas, siete se desempeñaban como efectivos en el municipio de Cuauhtémoc, sus ejecuciones han ocurrido a raíz del video en donde un policía municipal – amagado por un grupo de sicarios – era obligado a revelar una lista de compañeros que presuntamente ofrecían apoyo a un cártel de la región del Noroeste. Dentro de esos nombres, se encontraba el del director administrativo de la policía en Cuauhtémoc, Efrén Peñaflores Rodríguez, ejecutado el 26 de febrero en esta capital, junto con su Alejandro López Rivera, mismo que fuera Comandante de la policía en el seccional de Álvaro Obregón (Rubio).

La ola de asesinatos, obliga a la Fiscalía a revisar la videograbación para descartar que los ataques obedezcan a que la amenaza de muerte que se presentó en octubre, se esté cumpliendo, dijo el fiscal de la Zona Occidente, Jesús Manuel Carrasco Chacón. Marco Antonio Ramos Soto, la víctima más reciente, estaba por cumplir 48 años, el próximo 25 de abril.

Tenía dos años como oficial en el Seccional de Anáhuac. Según un recuento periodístico, desde la entrada de Javier Corral Jurado a la gubernatura han sido asesinados 35 miembros de la Policía Estatal y 29 integrantes de los departamentos de seguridad pública de varios municipios, y a la fecha, un policía municipal de Madera, identificado como Jesús Álvaro Arriquidez Monter, está en calidad de desparecido.

Se desconoce su paradero, o si fue levantado, pero esa suerte han corrido otros elementos como el agente Jesús Andrade Chagoya, a quien un grupo armado privo de su libertad el 16 de octubre.

El video en el que Andrade rodeado de 12 hombres encapuchados y fuertemente armados, se difundió el día 31 de ese mes y esa misma mañana su cuerpo sin vida fue localizado en el municipio de Cuauhtémoc.

El 2 de noviembre un grupo armado privó de la libertad en el Corredor Comercial a Alonso Rodríguez Antillón, subcomandante de la Policía Seccional de Álvaro Obregón, mismo que fuera fue localizado sin vida en el campo menonita número 22. El 3 de noviembre, se encontró sin vida en un camino vecinal que lleva a la colonia Granjas del Venado del seccional de Álvaro Obregón, al agente del seccional de Anáhuac José Alfredo Martínez, el agente también fue reportado como privado de la libertad y ultimado posteriormente.

Posteriormente, el 16 de noviembre, se localizó por la madrugada, el cuerpo sin vida del agente Luis Carlos González Molinar, en la prolongación de la vialidad Juárez, éste, se desempeñaba como escolta del director administrativo de la policía municipal Efrén Peñaflores. Luis Carlos aparecía también a lista de los amenazados.