PUBLICIDAD

Estado
Hospital de Especialidades

Siete años de promesas y omisiones

Edificio se vuelve un caro ‘elefante blanco’ que impacta la salud de los fronterizos

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez
Archivo El Diario de Juárez
Archivo El Diario de Juárez
Archivo El Diario de Juárez
Archivo El Diario de Juárez

Sandra Rodríguez Nieto
El Diario de Juárez

domingo, 30 enero 2022 | 08:41

Ciudad Juárez.- Tan daba por cierta la conclusión del complejo médico que se construía en Ciudad Juárez –con un Hospital de Especialidades y otro de Cancerología– que el entonces secretario de Salud del gobierno de César Duarte, Pedro Hernández, hablaba en noviembre de 2015 incluso de mil empleados que, dijo en ese tiempo, empezarían supuestamente a buscar en los próximos meses. “Estamos ya de lleno trabajando con la formación de la masa crítica, tanto de médicos generales, como médicos especialistas”, afirmó el funcionario ese año, cuando también reportó un avance físico de 60 por ciento en el primer hospital y de 70 por ciento en el segundo.

El proyecto estuvo marcado por errores en la licitación, fallas presupuestales y una negligencia por no haber continuado la obra

Tres meses después, sin embargo, lo que se presentó fue la primera de tres auditorías oficiales que empezaron a develar irregularidades como un “error aritmético” en la licitación de un contrato por 208.7 millones de pesos, faltantes por más de 14 millones y omisiones en la gestión de recursos que no especificaron que abarcaban más de un solo ejercicio fiscal, entre otras.

Detenida a mediados de 2016, cuando ya había absorbido al menos 294 millones de pesos, la construcción del complejo hospitalario sobre el terreno de lo que fue el hipódromo y galgódromo de esta frontera está por ser retomada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que anunció el 10 de diciembre pasado una inversión de dos mil 735 millones adicionales.

La obra arrancó oficialmente el 16 de diciembre de 2014, en un acto en cuya fotografía aparecen Duarte, el entonces alcalde priista Enrique Serrano, el titular de Obras Públicas en la Frontera, Everardo Medina, y Hernández Flores.

A siete años, sin embargo, el inmueble inconcluso compuesto de dos partes, ubicado sobre la avenida Vicente Guerrero, sigue sin prestar el servicio médico y acumulando abandono sin sanciones y un historial de actos oficiales similares, con fotografías y promesas por parte de políticos de diferentes partidos y gobiernos.

De acuerdo con el secretario de Salud de Gobierno del Estado, Felipe Sandoval Magallanes, el IMSS podría incluso derribar el edificio y empezar de cero con la construcción, ante lo que el Seguro emitió una ficha informativa en la que descartó este procedimiento.

“Los estudios técnicos realizados por distintas áreas especializadas de la institución en nivel central, arrojaron la conveniencia de llevar a cabo la rehabilitación del inmueble existente, por lo que se descarta su demolición total”, indicó el IMSS el pasado 24 de enero.

En el mismo texto oficial, y aun cuando el presidente López Obrador dijo el pasado 11 de diciembre que la obra arrancaría en enero, el Seguro agregó que el trabajo iniciará “a principios del mes de febrero del presente año”.

SIN DINERO

Desde diciembre de 2015, al concluir una primera revisión que fue difundida en febrero siguiente, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pidió la “promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria” contra los “servidores públicos que en su gestión evaluaron deficientemente” las propuestas.

En el mismo documento, la entidad fiscalizadora reportó omisiones como el “error aritmético” en el conteo de puntos de las participantes en la licitación de octubre de 2014, en la cual resultó contratada la empresa Afirma Inmobiliaria para el Hospital de Especialidades, y el no considerar “dentro de los requisitos de la convocatoria, los importes de los recursos asignados ni su origen para la ejecución de los trabajos, que comprenden más de un ejercicio fiscal”.

En la misma revisión titulada “Inicio de Construcción del Hospital de Especialidades en Juárez, Chihuahua”, número 14-A-08000-04-0954, sobre la cuenta pública de 2014, la ASF cita a uno de los probables responsables:

“El subsecretario de Obras Públicas de la Frontera de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Gobierno de Chihuahua (Medina), mediante el oficio núm. DOPF/088/15 de fecha 25 de septiembre de 2015 (…) en donde manifiestan que efectivamente se cometió un error (…) pero que este error se cometió de manera involuntaria en todas y cada una de las propuestas por lo que no existió dolo ni favoritismos con ninguna propuesta”.

De acuerdo con el archivo periodístico, Medina reportó públicamente que no terminarían los hospitales desde al menos agosto de 2016, cuando indicó que quedarían pendientes el equipamiento y acabado de interiores.

Ni la Secretaría de la Función Pública estatal ni la federal respondieron solicitudes de información sobre el destino de los procedimientos derivados de las auditorías –dos de la ASF y una de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Este medio trató de contactar a Medina a través del número de teléfono y el correo electrónico que aparecen en Internet atribuidos al Grupo Constructor Meda, de su propiedad, pero no hubo respuesta, como tampoco hubo en el número de la constructora Afirma Inmobiliaria.

SIN VIGILANCIA

El conjunto abandonado es visible al sur de la avenida Vicente Guerrero, en la intersección de Tomás Fernández y De las Industrias, donde sobresale una torre de ocho pisos a una de cuyas esquinas superiores le faltan varios cuadros del material de recubrimiento.

Protegida por una cerca de malla metálica, a la propiedad se le colocó también un letrero que indica que está prohibido el paso y que se consignará a “toda persona que sea sorprendida en el interior”.

El empleado de una compañía privada de seguridad informó estar trabajando ahí desde hace seis meses y, consultado por el lugar donde se había colocado una placa conmemorativa, apuntó hacia abajo de la torre, donde a un pequeño muro levantado le falta ya este recuerdo del acto oficial de la colocación de la primera piedra.

“Ahí tiene el cuadrito donde tenía su placa, se la han de haber robado”, dijo el trabajador, que declinó identificarse.

De acuerdo con Andrés Carbajal Casas –que sucedió a Medina en la Subsecretaría de Obras Públicas en la Frontera en la primera parte del gobierno del panista Javier Corral–, en octubre de 2016 se negó a admitir el Hospital de Especialidades por parte de la contratista porque le faltaba parte de la impermeabilización, mientras que el de Cancerología estaba a punto de conclusión, pero sin el equipamiento.

Las goteras, agregó Carbajal, generaron asimismo un problema de “hongos” que fue reportado públicamente en febrero de 2017 y, con los meses, el vandalismo y la falta de mantenimiento agudizaron el deterioro de todo el conjunto.

“Realmente no había el compromiso de la vigilancia; el Gobierno ordenó a (el entonces representante de Corral en Juárez, Mario) Dena que pusiera vigilancia, que se contratara una compañía y, hasta el último día que estaba yo ahí (en 2018), nunca se puso; y ese es un acto negligente, ese vandalismo es resultado del descuido, de no atender la vigilancia”, dijo Carbajal.

A la obra física del de Cancerología, agregó, “le faltaba muy poco”, salvo el área o bunker en el que iría el reactor, pero igualmente terminó abandonada y sin recursos.

“Pero la obra tenía un avance, la obra física, a excepción del área de radiología, tenía un avance físico de 98 por ciento. Estaba prácticamente terminado”, dijo.

“No hubo inversión en el equipo para concluirlo y, también, el mismo abandono, la falta de vigilancia, tanto de la compañía que tenía pendiente el edificio, que era la responsable de cuidar el edificio, como del propio Gobierno que debió haber tenido vigilancia”, insistió.

Dena sufrió un derrame cerebral en enero de 2021 y no fue contactado para este reporte, pero desde 2019, este medio publicó la falta de vigilancia que le fue atribuida desde entonces.

Carbajal aparece junto a Corral en una imagen difundida por el Gobierno, en la que se les ve recorriendo el hospital el 31 de octubre de 2016, cuando el panista, de acuerdo con un comunicado, dijo que “este predio estratégico es muestra de la indolencia oficial, aquí hay una muestra de irresponsabilidad y desdén por la ciudad”.

El boletín oficial reportó que el avance de obra en el Hospital de Especialidades era de 35 por ciento y que las condiciones en que se encontraba reflejaban también “falta de calidad y profesionalismo”, por lo que se requerían mil 50 millones de pesos para concluir, 600 de éstos en equipamiento. En ese período, agregó Carbajal en entrevista esta semana, Medina acudió a su oficina para insistir ante el personal a cargo de la residencia de la obra del Hospital de Especialidades que se la recibiera a la contratista.

“Yo le hice un extrañamiento al ingeniero Medina que no hubiera presión en ese asunto (…) Entonces ellos, Afirma, querían continuar la impermeabilización pero cambiando la especificación de la impermeabilización, y no la terminaron (…) esa suspensión de la impermeabilización del edificio propició que, cuando se vinieron las lluvias, se inundaron las paredes y las paredes se llenaron de hongo (sic)”, agregó.

‘PORQUE ERA DEL GOBIERNO ANTERIOR’

Para el priista y excandidato a la gubernatura del estado que perdió ante Corral, Enrique Serrano, sin embargo, la continuidad de la obra en 2017 era cuestión de trámites ante la fuente de los recursos, que era el Gobierno federal.

“Venimos al cambio del gobierno en 2016, y entran los gobiernos nuevos, no le dan continuidad, ni el Municipio

1,700 MDP han sido invertidos en el Hospital de Especialidades

niel Estado , siendo que haber dado continuidad significaba enviar nomás un oficio. Nosotros tuvimos muchas reuniones, enviamos muchos oficios, muchos documentos, porque es la parte más difícil, el primer suministro, faltaban recursos para terminar y tenían que haber pedido el recurso para su equipamiento, porque es otro gasto muy fuerte”, dijo Serrano.

“Pero lo descuidan, por desinterés, porque era del Gobierno anterior, se pasa el tiempo para pedir el recurso”, afirmó.

En entrevista, Serrano señaló haber empezado la gestión para la construcción de los hospitales en cuanto asumió la presidencia municipal en 2013 y luego de que en su campaña, dijo, recibió de parte del gremio médico la propuesta para estas construcciones.

El proyecto, agregó, fue entregado en una carpeta al Gobierno del Estado y gestionado en conjunto ante la Cámara de Diputados y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a cargo del entonces secretario de Peña Nieto, Luis Videgaray, que finalmente envió los recursos a través de la administración de Duarte.

Corral no respondió una solicitud de entrevista sobre el tema.

PROMESAS

El abandono que ha sufrido la obra por años contrasta con el cúmulo de ofrecimientos que se hicieron alrededor de este “elefante blanco”.

Entre éstos, los del presidente López Obrador, que en un video tomado en el interior del Hospital de Especialidades y difundido desde agosto de 2018 anunció “dar prioridad a la terminación de estas obras inconclusas que hay en todo el país”.

Más de tres años después, sin embargo, el mandatario pidió disculpas por no haber iniciado y anunció el arranque de la obra para enero de 2022.

“Le ofrecemos una disculpa a la gente de Juárez, pero esto es como la justicia, que tarda, pero llega cuando hay voluntad, cuando hay convicciones”, dijo López Obrador el pasado 10 de diciembre, en un acto oficial en el Instituto Tecnológico de esta frontera.

“Nos está informando ahora Zoé (Robledo, director del IMSS), que inicia ya en enero la obra, que la primera etapa, según entendí, se concluye en diciembre del año próximo y ya en definitiva queda concluido el Hospital de Especialidades para finales del 2023, ese es el compromiso”, agregó el mandatario.

Otra promesa la hizo Corral en agosto de 2020, cuando se refirió a la visita del entonces titular de SHCP, Arturo Herrera, y afirmó tener “extraordinarias noticias”, como se indicó en un boletín oficial titulado “Hospitales de Juárez se concluirán antes de que termine la administración estatal”.

“El gobernador señaló que, en relación con la visita del secretario, que estuvo dos días en la frontera, le daba la oportunidad de darle a los juarenses extraordinarias noticias, que son las que se merecen y que es información objetiva”, indicó el texto oficial.

“Debo decirles que el secretario de Hacienda me confirmó que antes de que concluya nuestra administración buscan terminar los hospitales inconclusos de Ciudad Juárez”, citó el boletín al mandatario, que agregó que “van a empezar por el Hospital de Cancerología, el cual puede llevar un tiempo de ejecución para su terminación de entre 6 y 8 meses”.

El exgobernador Duarte, por su parte, afirmó en enero de 2015, un mes después del acto oficial en el que se colocó la primera piedra, que con la construcción de ésta y otras instalaciones se resolvía la atención médica en Juárez por los próximos 30 años.

“Tiene una inversión en dos años de 600 millones de pesos y con ello estaremos, después de haber reconstruido el Hospital de la Mujer, el Hospital General, el Hospital Infantil, puesto en marcha el Hospital Psiquiátrico, y este nuevo hospital, Ciudad Juárez, señor presidente, tiene resueltos los servicios de salud por los próximos 30 años”, dijo el hoy detenido en Miami al entonces presidente Enrique Peña Nieto, de gira en Juárez.

SIN RECEPCIÓN DE TRABAJOS

Tanto el exgobernador César Duarte como su secretario de Salud, Pedro Hernández Flores, de acuerdo con la acusación presentada por el Gobierno mexicano al de Estados Unidos en la solicitud de extradición, formaron parte de un “grupo de personas dedicado a la organizada y repetida ejecución de actos criminales”, como “la malversación” de dinero público.

Por la falta de conclusión del complejo médico de esta frontera, sin embargo, no se encontró registro de que haya habido funcionarios sancionados.

Esto, aun cuando la Auditoría Superior del Estado reportó en agosto de 2016 que el Gobierno del Estado “no cuenta con el acta en la que se haga constar la recepción física de los trabajos pactados” del Hospital de Especialidades ni del de Cancerología.

“Como el finiquito no se ha logrado conciliar con el contratista, éste no está aún en posición de solicitar la recepción de los trabajos, en virtud de que se están negociando y conciliando volúmenes a favor y en contra, y por ende no se cuenta con la fianza de vicios y no es posible entregar al ente operador las instalaciones”, respondió el Gobierno sobre el primero.

Esta misma revisión estatal encontró diferencias que sumaron 7.6 millones de pesos por “volumen pagado mayor a lo ejecutado”, mientras que una segunda auditoría federal –de febrero de 2017– detectó “obra pagada no ejecutada por un importe de 1,690.1 miles de pesos en los conceptos de recubrimiento de columnas interiores” y otros “4,694.5 miles de pesos debido a que no se cumplió con las especificaciones en el concepto de aplicación de pintura”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD