Estado

Siguen intentos de extorsión a familiares de migrante desaparecido

Omar Reyes López se perdió el 2 de noviembre pasado en el desierto de Chihuahua

Cortesía / Omar Reyes López

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

jueves, 13 enero 2022 | 05:00

Ciudad Juárez.— Además de vivir el dolor de no encontrar a sus seres queridos, familiares de migrantes desaparecidos en el desierto de Chihuahua sufren frecuentemente intentos de extorsión por personas que les aseguran tenerlos y los amenazan con matarlos si no les entregan miles de pesos o dólares.

“Nos llamó otro extorsionador ruin y barato, para decir que lo tenían en Chiapas trabajando en el proceso de drogas sintéticas, y que les debía 70 mil pesos. Se nos erizó la piel sólo de pensar que fuera verdad que estabas atado a ese grupo criminal, por fortuna era mentira”, escribió la familia del hidalguense Omar Reyes López, quien el 2 de noviembre pasado se perdió en el desierto de Chihuahua, y el día 10 del mismo mes logró comunicarse aparentemente desde el desierto de Ojinaga.

Desde que se dio a conocer su búsqueda, sus familiares han sufrido distintos intentos de extorsión, incluso han recibido fotografías en las que les muestran a un hombre cubierto de la cara, aparentemente amordazado. Les han asegurado que lo tienen en Tamaulipas, y les pidieron depositar dinero en una cuenta bancaria. 

“Reiteramos que no vamos a caer en extorsiones ni engaños, y que todas las llamadas intimidantes que recibimos de supuestos ‘coyotes’ que aseguran que tienen a Omar están siendo grabadas y son parte de la investigación”, externó su familia. 

Omar es originario de la comunidad El Fresno, municipio de San Salvador, estado de Hidalgo, de donde salió el 28 de octubre, a los 19 años de edad. Antes de salir de su casa rumbo a Estados Unidos se encomendó a San Judas Tadeo y le dejó una veladora encendida, la cual continúa prendida, esperando su regreso.

Él se perdió el 2 de noviembre, cuando un grupo se dispersó para evitar ser detenido por las autoridades, ocho días después dio señales de vida, y aunque ha sido buscado por autoridades de México y Estados Unidos, hasta ayer no había sido encontrado. 

El pasado 25 de septiembre, 14 hombres más fueron privados de la libertad en una brecha entre Coyame del Sotol y la comunidad de Lomas de Arena, municipio de Guadalupe, entre ellos el ‘coyote’ y el guía que los llevaría hasta Estados Unidos, pero al darse cuenta que uno era un adolescente de 14 años lo dejaron ir; sin embargo, sus declaraciones no han servido para que los 13 restantes sean localizados. 

Al enterarse de lo que ocurrió sus familiares comenzaron a poner la denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y a pedir apoyo a través de redes sociales, pero también comenzaron a recibir llamadas en las que trabajan de extorsionarlos. 

“Me mandaron fotos diciendo que tenían a mi marido, pero no era él, era un  montaje con su cara. Querían 4 mil dólares”, narró la esposa de uno de los 13 hombres que continúan sin regresar a casa.

El temor hizo que los familiares de dos de los 13 hombres le pidieran a las autoridades no dar a conocer el nombre ni las fotografías de sus seres queridos, por lo cual la autoridad investigadora sólo pudo difundir las pesquisas de 11 hombres restantes. 

El resto de las familias continúan la búsqueda, pero sin dar a conocer sus nombres para prevenir sin víctimas de extorsiones.