Estado

Sin control servicio de traslados foráneos

Son llamados “Ubers”, pero no laboran en la plataforma digital

Orlando Chávez / El Diario

viernes, 05 agosto 2022 | 05:00

A diario una cantidad indefinida de vehículos circulación entre las principales ciudades de la entidad, los cuales son conducidos por personas que han encontrado en el traslado foráneo de pasajeros una manera de hacerse de recursos. Los llamados “Ubers”, los cuales no laboran en la plataforma digital, han establecido su propio control de viajes, en el cual se reparten a los pasajeros y desde hace un tiempo han incluido el servicio de flete, llevando hasta camas, las cuales sujetan en el techo de las unidades con tal de sacarle más provecho al viaje. Sobre esta situación la SCT expuso que por no tratarse de un servicio público, no entra entre sus facultades regularlo.

La ruta principal es Chihuahua – Juárez, y contratar el traslado es sencillo, ya que puede hacerse a través de las redes sociales, así como en el lugar de salida, en el caso de Chihuahua es el estacionamiento de un supermercado localizado en el cruce del Periférico y la avenida Homero, así como la Unidad Deportiva Pistolas Meneses, mientras que en Ciudad Juárez, el punto principal es El 20, en el acceso sur de la mancha urbana. Los conductores se reúnen a la espera de los clientes, los cuales se reparten para llenar los autos o camionetas.

La actividad, por la cual no tienen ninguna prestación, las genera ingresos de 700 a 800 pesos diarios en el caso de los choferes, por lo que es en una semana por cinco días laborados pueden llevarse unos cuatro mil pesos, esto si hacen un viaje redondo a diario.

A pesar de que no existe un control, los operadores tratan de mantener en buen estado las unidades, ya que saben que una descompostura puede costarles la ganancia del día, además de que deben enviar otros vehículos para los pasajeros.

La paquetería es una nueva forma de hacerse de un ingreso extra, ya que llevan desde sobres con documentos, hasta cajas y  maletas, pero algunos incluyen muebles entre los artículos a trasladar, por lo que el precio se negocia con el chofer. Según la SCT, la regulación de este servicio no figura entre sus facultades ya que se trata de un transporte privado, por lo que es la Guardia Nacional la que tiene la posibilidad de revisar estas operaciones. 

ochavez@diarioch.com.mx