Estado

Sin resolver, proceso de extradición

La juez cuestionó ayer el argumento de prescripción de cargos presentado por la defensa del mandatario

Sandra Rodríguez Nieto/ El Diario de Juárez

jueves, 19 noviembre 2020 | 13:01

Ciudad Juárez– Aunque sin tomar una decisión, la juez que conduce el proceso de extradición del exgobernador César Duarte, Lauren F. Louis, cuestionó ayer el argumento de prescripción de cargos presentado por la defensa del mandatario, la cual alega que el peculado fincado se divide en once acusaciones.

“Aún en la parte superior sumariza que los cargos de peculado y asociación, describe que el peculado tuvo lugar de 2011 a 2014, por eso pregunto ¿de cuál lenguaje está tomando el entendimiento de que son actos separados?”, preguntó F. Louis, juez de Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida.

“Los documentos, parece que implican el deseo del gobierno de procesarlo por lo que describe como un solo peculado largo”, agregó la resolutora.

La audiencia fue parte del proceso de extradición seguido contra el exgobernador de Chihuahua, acusado de asociación delictiva y del desvío (o peculado) de 96.6 millones de pesos de recursos públicos, perpetrado presuntamente a través de once transacciones realizadas entre 2011 y 2014.

Desde el 30 de septiembre, la defensa interpuso una moción para que la Corte desestimara la petición de extradición –derivada a su vez de una orden de arresto otorgada por un juzgado de Control de Chihuahua- con el argumento de que cada una de las once transacciones componen un delito diferente y que al menos nueve de ellas habrían prescrito.

La fiscalía de Estados Unidos, que ha recibido soporte legal de parte de la Embajada de México, sostuvo ayer que se trata de un solo delito de peculado, y ejemplificó con el caso de un robo a un banco cuyo botín requiera diferentes traslados a través de un túnel.

“El peculado pasó en el curso de años, a través de diferentes transacciones, pero la intención es la misma”, dijo el representante en la audiencia de la oficina del fiscal de Estados Unidos, Jason Wu.

“Por analogía (…) imagine al ladrón de un banco, que hace un túnel, y tiene un carrito, y lo empuja y saca efectivo del banco y repite el proceso once veces. ¿Pensaría en eso como un robo a un banco, o como once robos a un banco, uno por cada viaje con el carro a través del túnel?”, agregó Wu.

El representante de la fiscalía insistió también en que, por la ausencia del mandatario durante la investigación, la ley mexicana ordena la duplicidad del periodo de vigencia de los cargos, por lo que el de peculado prescribe en 2030 y el de asociación delictiva en 2024.

La defensa, encabezada por el abogado Juan Morillo, insistió por su parte en que el gobierno asume que Duarte dejó Chihuahua para evadir la acción de la justicia, pero sin presentar evidencia sobre la motivación, entre otros argumentos.

La sesión de ayer se realizó entre las partes a través de la plataforma digital Zoom, mientras que Duarte la siguió vía telefónica desde el Centro Federal de Detención de Miami y con la ayuda de una intérprete.

Al término de la sesión, la traductora informó que el acusado pedía realizar una declaración ante el tribunal; solicitud que, ante pregunta de la juez, fue negada por Morillo.

-Su señoría, el acusado aquí, quisiera decir algo –dijo la intérprete.

-Señor Morillo, ¿quiere que su cliente ponga cosas en el registro, sin cotejarlo con él? –preguntó F. Louis.

-No, no queremos. Lo siento, intérprete, por favor dígale al gobernador Duarte que lo cotejaremos con él, y que nos disculpamos, pero en este punto no debería decir nada para el registro -respondió Morillo.