Estado

Singular método de atender a sus clientes sin contacto

Tortillería aplica la sana distancia de manera ingeniosa

Érika González Lozano/el Diario

miércoles, 13 mayo 2020 | 20:15

El ingenio de los mexicanos no tiene límites y un ejemplo de ello son los trabajadores y el propietario de la Tortillería Delicias de La Salle, donde idearon una forma de seguir vendiendo su producto manteniendo una sana distancia con los clientes.

El negocio se encuentra ubicado en el fraccionamiento La Salle en la ampliación de la avenida Río San Pedro, donde los vecinos del lugar acuden de forma segura a comprar las tortillas del día, ya que en ningún momento tienen contacto directo con los trabajadores, explicó Ruth Núñez.

Al llegar al lugar los clientes solicitan sus tortillas y el momento se les envía a través de una rampa fabricada de madera, por donde se desliza sin problemas el papel, el cliente ya sabe que debe de depositar el pago en un tubo de pvc cortado a la mitad y por otro tubo se les regresa el cambio haciendo uso de la fuerza de gravedad.

Ruth, es quien se encarga de despachar a las personas y narra que la idea surgió para proteger tanto a empleados como a la clientela, pero también con el objetivo de seguir llevando el pan a la mesa con sus familias.

“Todos tenemos miedo y a la vez necesitamos trabajar, por eso nos pusimos a pensar cómo proteger a la clientela, porque si ellos se enferman pues no vamos a tener ventas, nos vamos a contagiar y vamos a provocar una epidemia”, expresó la entrevistada.

“Es importante el cuidarnos como ciudadanos en Delicias y si cada quien ponemos nuestro granito de arena en cada negocio, primero Dios, todos saldremos adelante”, recalcó, para luego hacer una invitación para que se sumen otras empresas, pequeños o grandes negocios, piensa que una acción como esta puede hacer la diferencia.

Aunque la Tortillería Delicias de La Salle, sostiene directamente a las familias de Ruth, Gerardo Chávez, Emanuel Orta y el propietario Efrén Rodríguez

López, son muchas otras familias que dependen de este negocio, a través de la proveeduría de los insumos necesarios para elaborar uno de los alimentos más famosos de México.