Estado

Son los muertos a los que nadie llora

Inhuman mil 217 cuerpos de personas desconocidas entre 2016 y 2021

Archivo / El Diario de Juárez / Cuerpo es enterrado en el panteón San Rafael

Luz del Carmen Sosa / El Diario de Juárez

miércoles, 02 noviembre 2022 | 07:40

Ciudad Juárez.- Entre el 2016 y el 2021, un total de mil 217 cadáveres de personas desconocidas fueron inhumados en diversos cementerios del estado de Chihuahua, según datos de la Fiscalía General del Estado (FGE) a través de la Plataforma Nacional de Transparencia.

Se trata de personas que fallecieron en accidentes, en la vía pública, que fueron asesinadas o murieron a consecuencia del abuso en el consumo de drogas y nadie reclamó.

Todas ellas fueron sepultadas en fosas individualizadas y en algunos casos no sólo se desconoce su nombre, sino también la causa de muerte o el género, indica la información oficial.

Son los muertos a los que nadie llora y que antes de llegar a un cementerio debieron pasar meses o años congelados, tal y como lo establece la ley.

Según el reporte oficial, en los pasados seis años fueron inhumados mil 140 hombres, 62 mujeres y en 15 casos no se logró establecer el sexo de la persona. 

Cuatrocientas noventa y cuatro personas fueron asesinadas, 490 murieron por causas naturales, 178 en accidentes, 45 no se logró determinar causa de muerte y 10 más murieron por una sobredosis de droga.

En el año 2016 fueron sepultadas en panteones municipales 261 cadáveres, 227 en el 2017, 220 el 2018, 211 el 2019, 272 el 2020 y 72 el 2021. La FGE no aportó los datos del año en curso. 

Los cuerpos fueron inhumados en cementerios de 23 municipios y Juárez fue el que registró la mayoría de los casos con 728 cadáveres sepultados sin ser plenamente identificados, Chihuahua registró 243 y Cuauhtémoc 143, estas mismas comunidades reportan el mayor índice de personas reportadas como desaparecidas, según los datos de la misma Fiscalía. 

El reporte refiere que cada cuerpo que ingresó al Servicio Médico Forense quedó debidamente registrado a través del Sistema de Ingresos y Egresos de Cadáveres (SIEC).

Los datos incluyen la toma de huellas dactilares, una serie fotográfica que incluye las pertenencias de la víctima (si existen) y la descripción de señas físicas particulares (como tatuajes) o cicatrices. 

Se realiza la toma de muestras biológicas para la determinación del perfil genético, que incluye fluidos biológicos como sangre, orina y saliva, así como restos anatómicos, dientes y huesos, y se anexa la causa de muerte una vez realizada la autopsia, establece el informe.

Luego, los cuerpos son enviados a las unidades de refrigeración (congeladores) donde son preservados mínimo 90 días, período que legalmente debe permanecer el cuerpo en el Semefo en espera de que los familiares acudan a reclamar el cadáver, al cual identifican mediante la exhibición de las series fotográficas.

En el caso de las pertenencias, éstas son almacenadas en bolsas al vacío para preservarlas en un área especial del Semefo y que se pueden entregar a las familias después de identificada la persona de así desearlo ellas, se dio a conocer.

En cifras

1,140 eran hombres 

62 mujeres  

15 no se logró establecer el sexo de la persona