Estado

Sorprende Santaclós a 150 niños migrantes

Llevan juguetes y alegría integrantes de la porra del equipo de Bravos

Cortesía / Algunos de los que asistieron para apoyar

Sol Gallegos
El Diario de Juárez

lunes, 27 diciembre 2021 | 05:00

Ciudad Juárez— De manera sorpresiva, Santaclós llegó esta Navidad hasta la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, donde repartió dulces y regalos a los más de 150 menores que esperan, desde hace meses, junto a sus padres una oportunidad para poder pedir asilo en Estados Unidos. 

Emocionados, los pequeños corrieron hasta la reja del albergue católico cuando vieron llegar desde el Polo Norte al hombre de barbas blancas y traje rojo, acompañado por parte de los integrantes de la Barra El Kartel, la porra de los Bravos del FC Juárez. 

Éste fue el tercer año consecutivo que los fanáticos del futbol local reúnen juguetes y dulces para repartir entre los pequeños soñadores, ya que durante la Navidad de 2019 acompañaron a Santa hasta las inmediaciones del puente internacional Paso del Norte, donde se encontraba un campamento de migrantes mexicanos. 

El año pasado llegaron hasta la Casa del Migrante, donde alegraron a los menores de Honduras, Brasil y El Salvador, quienes tenían entonces hasta un año y medio lejos de su lugar de origen tras haber sido retornados con sus padres por el Gobierno de Donald Trump bajo el programa “Quédate en México”, también llamado Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), para que esperaran en esta frontera su proceso de asilo político en Estados Unidos.

Esta vez, los menores que recibieron a Santa en el albergue católico son principalmente mexicanos provenientes de estados como Michoacán, Guerrero y Oaxaca, de donde tuvieron que huir debido a la violencia, pero al llegar a Juárez se encontraron con la frontera cerrada para la migración.

Protegidos con cubrebocas al llegar, los integrantes de El Kartel arribaron la mañana de la Navidad hasta la Casa del Migrante; colocaron una piñata de Santaclós mientras que el mismo Santa saludaba a los niños, repartían los balones, dulces y juguetes. 

De acuerdo con la trabajadora social del Centro de Derechos Humanos de la Casa del Migrante, Ivonne López de Lara, hasta antes de Navidad tenían alojados a 398 migrantes, de los que 168 eran niños y adolescentes desde meses de nacidos hasta los 17 años, pero seis familias mexicanas decidieron regresar para pasar Navidad y Año Nuevo en sus lugares de origen. 

Más de 360 personas pasaron la Nochebuena y recibieron la Navidad en el albergue, con las esperanza de lograr una vida mejor, con trabajo y seguridad.

La trabajadora social también pidió el apoyo con frutas y verduras, además de guantes, gorros y calcetines nuevos: debido al aumento de casos de Covid-19 en la ciudad, actualmente no están aceptando ropa usada, pero necesitan del apoyo binacional para ayudarles a mitigar el frío. 

Si usted quiere apoyar a la Casa del Migrante, puede acudir todos los días de la semana, de 8:00 de la mañana a 8:00 de la noche, a sus instalaciones ubicadas en la calle Neptuno número 1855, en la colonia Satélite, o comunicarse al teléfono (656) 687-0676 para recibir mayor información.