Estado
Encuentro con Semarnat

Sostiene Ascensión freno contra Presa Palanganas

Aseguran que los mantos freáticos podrían secarse desde Janos

El Diario del Noroeste / Asistentes en el segundo encuentro ambientalista

Víctor Hugo Valdovinos
El Diario del Noroeste

lunes, 14 noviembre 2022 | 07:53

Nuevo Casas Grandes– En el segundo encuentro ambientalista con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la presidenta municipal de Ascensión, Ivonne de la Hoya Venzor, fue reiterativa al afirmar que se mantiene la postura política para evitar la construcción de la Presa Palanganas en Casas Grandes, asegurando que secará los mantos freáticos desde Janos.

En entrevista con este medio, la mandataria aseveró que “mientras los promotores de ese proyecto no comprueben con estudios certificados que no afectarán el agua de la región, no debe construirse esa obra”.

Ivonne de la Hoya Venzor aseguró que el proyecto está promovido por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), mas no por Semarnat, y que Ascensión y otros municipios como Janos no están en contra de los proyectos ni del desarrollo, aclarando que lo que no pueden permitir es que a costa de esas obras dejen a los demás sin agua.

El argumento del municipio de Janos y Ascensión es que los escurrimientos del río Casas Grandes terminan filtrándose en la bolsa de agua que alimenta los pozos de esos municipios, pero al construirse la presa toda el agua va a quedar retenida desde la sierra y no correrá agua por el río.

“Sabemos que hay gente que quiere que se haga esa presa; favorablemente para nosotros tenemos que el último dictamen de la Semarnat salió negativo hacia el proyecto por las mismas razones que defendemos, así que le corresponde a ellos comprobar que no nos van a afectar, porque al momento no nos han tomado en cuenta y queremos que también nos consideren”, señaló la alcaldesa de Ascensión.

Cabe señalar que desde el 2013 el entonces gobernador del estado, César Horacio Duarte Jáquez, fue quien colocó la primera piedra de lo que sería la construcción de la Presa Palanganas en Casas Grandes, pero desde entonces el proyecto ha tenido múltiples atrasos.

Asimismo, comenzaron los conflictos sociales; primero por los avecindados en el Ejido Palanganas, que ven en la presa una amenaza a su flujo terrestre, por lo que no quieren esa propuesta hasta que los tomen en cuenta con un proyecto firmado, donde les proporcionarán vías de comunicación alternas y dignas.

Sumado a eso, se une ahora la preocupación de los municipios de Janos y Ascensión, de que al quedarse el agua del río Casas Grandes desde la zona serrana en la Presa Palanganas ya no correrá ni alimentará los bolsones de agua subterránea que alimentan a esos dos municipios.

Así, en tanto que el proyecto de la Presa Palanganas no despeje los temores de Janos y Ascensión, mediante estudios de impacto ambiental, de que la obra no los dejará sin agua, seguirá el impedimento de estos municipios hacia la construcción de esa presa en Casas Grandes, frenando, asimismo, un presupuesto de mil 200 millones de pesos que el Gobierno federal ya tiene autorizado para la construcción y que no ha podido aplicar, pese a que ya se cuenta con el proyecto ejecutivo aprobado.