Estado

Sueltan federales a reincidentes

Miembros de grupos criminales obtienen su libertad y en cuestión de días vuelven a delinquir

El Diario

El Diario

lunes, 20 julio 2020 | 10:00

Integrantes de grupos criminales que en pocas horas son puestos en libertad por ministerios públicos de la delegación Chihuahua de la Fiscalía General de la República (FGR) reinciden en delitos federales en cuestión de días, de acuerdo con un análisis de El Diario basado en reportes oficiales.

Pese a ser consignados por portación de arma de fuego y delitos contra la salud por parte de diferentes corporaciones preventivas, la reincidencia de estos detenidos es frecuente, según los casos analizados.

La incidencia de eventos, donde una y otra vez se arresta a los acusados anteriormente por los mismos delitos, podría estar vinculada con sobornos económicos de hasta 9 mil dólares por expediente que supuestamente se reparten en esa dependencia encabezada por Ramón Ernesto Badillo Aguilar como delegado en Chihuahua, según abogados consultados que prefirieron el anonimato.

El Diario encontró al menos 25 casos que agencias policiacas hicieron públicos al momento de la detención de estas personas reincidentes, en el presente año.

Eddie Emmanuel E. M. ha sido aprehendido en cinco ocasiones de febrero a junio de 2020 por delitos contra la salud y posesión de arma de fuego, en uno de los casos.

Miguel Iván E. C. cayó en manos de las autoridades el pasado 6 de enero por delitos contra la salud y reincidió nueve días después, el 15 de enero, por posesión ilegal de armas de fuego.

Fernando G. S. fue detenido el 9 de marzo por placas sobrepuestas. El día 12 del mismo mes fue consignado por delitos contra la salud y el 30 de marzo por posesión de armas de fuego.

La misma persona reincidió el 5 de junio por delitos contra la salud. El 27 de junio y el 4 de julio quedó detenido por el mismo delito.

Aldo Eduardo R. M. estuvo detenido en FGR por portación de arma de fuego el 10 de septiembre del año pasado. El 9 de febrero del 2020 fue aprehendido por el mismo delito.

Yair Emmanuel R. G. quedó bajo arresto el pasado 7 de marzo por posesión de armas de fuego y el 16 de junio por delitos contra la salud.

Jonathan Enrique D. R. fue arrestado por portación ilegal de armas de fuego el 9 de marzo y para el 17 de abril volvió a ser apresado por delitos contra la salud.

Con fecha de marzo 19, fue consignado a la FGR David V. A. por posesión ilegal de armas de fuego. El 10 de abril regresó ante el Ministerio Público de esa dependencia por el mismo delito.

Igual ocurrió en el caso de la detención de Raúl Fernando G. F., que por portar armas de fuego fue consignado los días 26 de marzo y 21 de abril de 2020.

Sergio C. A., detenido con armas de fuego el pasado 26 de marzo, quedó nuevamente arrestado el 21 de junio por delitos contra la salud.

El 9 de abril de 2020, Albertico G. R. estuvo ante el MP de la Fiscalía General de la República por posesión de armas de fuego y el día 24 del mismo mes por delitos contra la salud. El 23 de mayo volvió a reincidir por esto último.

Alberto G. G., puesto bajo arresto con armas de fuego el pasado 10 de abril, reincidió el 1 de junio por delitos contra la salud.

El pasado 24 de abril fue presentado ante la FGR Martín Eduardo C. D. por posesión ilegal de armas de fuego. La Policía Municipal lo detuvo el 17 de junio nuevamente por robo a casa comercial.

Jorge Luis P. H. es otro acusado, presentado con armas ante la FGR el 28 de abril, pero para el 5 de julio fue detenido nuevamente por delitos contra la salud.

Con armas, Santiago A. F. cayó el pasado 30 de abril en manos de la autoridad preventiva que lo consignó a la autoridad federal. El 19 de mayo fue nuevamente arrestado con drogas. Igual que Jesús José B. F., detenido en mayo 12  y julio 7 con armas de fuego en las dos ocasiones.

El 15 de mayo pasado Oscar Eduardo Z. M. fue consignado por posesión ilegal de armas y 10 días después por robo de vehículo y lesiones.

Juan Carlos C. M. fue detenido con armas de fuego el 20 de mayo y seis días después tuvo un nuevo arresto por tentativa de homicidio.

En otros casos detectados se aprehendió en marzo y mayo a Alejandro V. T. También Uriel F. E. pasó por lo mismo en los meses de marzo, abril y mayo pasados, ambos eventos por posesión de armas de fuego. La FGR tuvo a su disposición por delitos contra la salud y armas de fuego a Hilario V. T., Ibis J. O. y José  Alejandro C. V. de forma reincidente en los meses de febrero y junio de 2020.

El listado continúa con otros nombres como José V. V., Carlos Emilio L., Juan José M. C. y Juan Ramón G.S., entre otros que han sido acusados este año por delitos federales de forma reiterada, según reportes policiacos oficiales.

“FGR, nido de corrupción”

Abogados locales consultados sobre esa incidencia coincidieron en mencionar que existen grupos de poder al interior de la FGR que no aportan en la solución al problema de inseguridad en la ciudad, porque existe corrupción ligada a la delincuencia organizada.

Los consultados prefirieron mantenerse anónimos para estas entrevistas por temor a ser obstaculizados en el ejercicio de sus funciones en la Fiscalía General de la República.

Según señalaron, hay precios que se fijan hasta en 9 mil dólares para resolver los casos en 48 horas y no turnar a los detenidos ante los jueces federales. 

También existen 'moches'  superiores para que la dependencia autorice la celebración de juicios abreviados cuando se complica al Ministerio Público dar una salida legal a los casos en 48 horas, aseguraron los juristas.

Así explicaron el evento del pasado 5 de junio cuando fueron detenidos Santiago C. B., de 37 años, y Rubén M. S., de 55, por elementos de la Agencia Estatal de Investigación, con casi 4 kilogramos de cocaína valuada en 2 millones de dólares, según informó la Fiscalía.

Ambos obtuvieron su libertad en 72 horas tras un juicio abreviado que supuestamente enfrentarán fuera de prisión.

La FGR dio a conocer que ambos alcanzaron beneficios y fue el juez quien dictó la sentencia de cuatro años de prisión en libertad condicionada, pero no especificó por qué delitos fueron presentados ante el juzgador.