Estado

Sufren docentes ansiedad por educación a distancia

Recomiendan sicólogos terapia tanto a maestros como a alumnos y padres de familia

El Diario / Foto tomada de Internet

Alan Chávez / El DIario

sábado, 26 septiembre 2020 | 20:38

La educación a distancia está generando un gran estrés en una cantidad considerable de docentes, que han tenido que acudir con expertos en sicología para tratar su ansiedad. 

Se recomienda que tanto mentores como alumnos y padres de familia busquen ayuda, para que no se presenten estos males. 

Las clases a distancia con una situación a la que no estaban acostumbrados los paterfamilias, docentes y niños; es decir, que no estaban habituados a lo que hoy se vive, porque antes los infantes y jóvenes se iban a las escuelas a otro ambiente y ahora todo es en casa, así que esto está obligando a los papás a aprender a ser maestros y los docentes están trabajando demasiado, porque a todas horas reciben mensajes de sus alumnos. 

Adalberto Vela, experto en sicología, señaló que hoy en día están aumentando demasiado las consultas, sobre todo para docentes, porque antes daban la clase, se retiraban a sus casas, más tarde preparaban la clase del día siguiente y esa era su rutina, y hoy ya no es así; todo lo contrario, porque deben preparar materiales y estar contestando mensajes a todas horas, incluso a la media noche, y esto representa una sobrecarga para el cerebro, lo que deriva en ansiedad. 

Aunque por el momento se atiende a más docentes que alumnos o padres de familia, el entrevistado señaló que los infantes son transparentes porque se portan de forma agresiva, se levantan tarde y lloran frecuentemente.

A lo anterior se suma la frustración que absorben de padres y de docentes. Por eso es importante llevarlos con sicólogos que sean expertos en temas infantiles.

“Simplemente es aceptar que es una nueva normalidad, tratar la ansiedad con profesionales para no que no vaya a existir un ataque. Ir llevándolo así es un estrés, estar preocupados por semáforos epidemiológicos... 

Hay mucha gente que ya quiere regresar a clases, pero no se va a poder porque es un asunto que no está en nuestras manos, y cuando no está en nuestras manos, lo que nos queda es aceptarlo y trabajarlo, porque no lo podemos cambiar. 

A nuestro cerebro le sirve mucho poner plazos, por ejemplo que de aquí a tal día ya acabará esto, y si no acaba, volver a fijar fechas”. 

En el caso de los niños, es aconsejable que creen un área especial en la casa; por ejemplo, hay padres de familia que decoran paredes, pintan puertas con colores llamativos, instalan un pequeño escritorio para crear un ambiente de salón de clases. 

Cualquier persona que esté interesada en recibir terapia puede comunicarse con los sicólogos que laboran en el Centro de Estudios Universitarios del Norte (CEUN), que también son parte del colegio de sicólogos “Viktor Emil Frankl”. A los teléfonos 160-48-48, 501-84-46, 136- 49-09, 148-49-13 y 106-30-32; todos los números deben marcarse con lada 639.