Estado

Teme Tena ser asesinado

'Lo mismo pasó con Peñaflores, primero lo detuvieron y luego lo mataron'

Orlando Chávez/El Diario
lunes, 25 marzo 2019 | 05:31
El Diario

Chihuahua.- El alcalde de Cuauhtémoc, Carlos Tena, declaró que la situación en la región se ha complicado debido a la forma en que actúa el fiscal de la zona, Jesús Manuel Carrasco, ya que lo señala como el principal orquestador de su detención durante la tarde del sábado. Agregó que por la noche, ante la presión de las personas que exigían su liberación tenían la intención de trasladarlo a la capital, pero dijo que no podía permitirlo ante el riesgo de que en el camino ocurriera algún ataque en su contra.

“Sí nos preocupa que pase lo mismo que con Peñaflores (director de la Policía Municipal asesinado el 26 de febrero), porque primero lo detuvieron y luego ocurrió el ataque en el que murió”, dijo. El alcalde comentó que desde su punto de vista, el gobernador del Estado, Javier Corral, no estaba enterado de lo que pasaba.

“No culpo al gobernador Corral de lo que pasó, no creo que si quiera estuviera informado”, dijo.

Mencionó que el fiscal de la Zona Occidente, Jesús Manuel Carrasco, es quien ha complicado la relación con la instancia estatal, ya que según dijo, hace meses el fiscal declaró que el alcalde debería estar detenido.

“El fiscal no está de acuerdo con la llegada de la Guardia Nacional y así lo ha expresado, como lo dijo hace unos días, de que se trata de una llegada simulada de activos”, dijo. Mencionó que ahora la principal preocupación es que podría corrrer con la misma suerte que el director de la Policía, Efrén Peñaflores, asesinado en un ataque en la salida a Cuauhtémoc de esta capital. Expuso que este fue el temor que tuvo cuando supo que se lo querían llevar hacia las instalaciones de la Fiscalía en Chihuahua.

Recalcó que cuando fue detenido por agentes estatales, el Ejército Mexicano envió protección a su esposa.

Respecto a los hechos ocurridos en su detención, declaró que desde hace unos 12 días, habitantes de Cuauhtémoc han reportado que personas que se dicen agentes estatales a bordo de una camioneta Lobo de la marca Ford extorsionan a dueños de vehículos “chuecos”, incluso la tarde del sábado acudió a un domicilio de una personas que había pagado siete mil pesos para que no les quitaran la unidad, dinero que presuntamente recogieron los estatales en su casa.

Añadió que la persona afectada le dio las placas de la camioneta y la descripción. Narró que al ir por el corredor comercial vio la camioneta que le habían descrito junto a un automóvil que tenían detenido, por lo que se bajó a investigar.

Agregó que se identificó con los agentes y les pidió que dejaran a las personas, a lo que se negaron luego de hacer una llamada.

“Les pedí que no le arruinaran la vida a una familia con dos niños, uno en su portabebé, pero no accedieron y les dije que me permitieran llevar yo el auto a la Fiscalía y que la familia se fuera en mi camioneta”, dijo.

Explicó que cuando dio vuelta les tomó ventaja a los agentes, los cuales actuaron como si quisiera escapar.

“Eso es de lo más absurdo porque tenían mi camioneta con ellos, pero actuaron y me cerraron el camino y le pegué a una velocidad mínima porque se puso enfrente”, añadió. Destacó que los agentes recibieron la orden de detener al alcalde, a pesar de que no había hecho nada y añadió que los agentes actuaron con violencia innecesaria.

Consideró además, que el tema se volvió político: “se me acusa de obstrucción de justicia y daño en propiedad del Gobierno, pero si ves la foto del carro, no se ve ningún choque… sí existe el temor del equipo de nosotros de que al rato hagan lo mismo que hicieron con el doctor Peñaflores, porque primero lo arrestaron y al no encontrarle nada, pasa esto… Carrasco trae un marcaje muy personal”, mencionó.

Concluyó que las víctimas de extorsión señalan que las personas que exigen dinero a los dueños de los autos chuecos van hasta las casas y están sin control alguno.

Finalizó que seguirá actuando de la misma forma y que no contempla usar seguridad personal mientras esté en Cuauhtémoc, debido a que en caso de un ataque, solamente aumenta el número de víctimas.

“En una situación así, es poco lo que pueden hacer”, declaró.  


[email protected]