Estado

Tengo miedo de que asesinos de mi hijo me hagan lo mismo: papá de Norberto

A un mes del secuestro el padre del estudiante asesinado reveló que viajará a la Ciudad de México, aunque no precisó la fecha por temor

Excélsior
jueves, 04 julio 2019 | 12:23
Agencias

Meoquí, Chih.- Este jueves se cumple un mes de la muerte del estudiante de 22 años de edad, originario de Meoqui, Chihuahua, Norberto Ronquillo, quien fue secuestrado y asesinado en la Ciudad de México, sin que hasta el momento haya avances ni detenidos en la investigación del caso.

En entrevista, el padre del estudiante, Norberto Ronquillo, dijo que debido a la falta de información en la investigación, viajará a la Ciudad de México, pero expresó: “tengo miedo que quienes asesinaron a mi hijo, me hagan lo mismo”.

Reveló que viajará a la capital del país, sin precisar la fecha –por miedo, argumentó-, “porque se necesita un asesor jurídico, se necesitan muchas cosas que no están en mis manos”.

El padre del estudiante asesinado, señaló que “en lo personal, no tengo ninguna información por medio de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México. Lo único que sé es lo que los medios han dicho”. Dijo que tampoco tiene conocimiento si su exesposa, madre de Norberto, ha recibido información del caso.

En tanto, a un mes del secuestro y homicidio de Norberto Ronquillo, sobre el caso, la procuradora de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, dijo que las investigaciones iban muy avanzadas y eran muy sólidas, pero hasta el momento no hay ningún detenido.

Como se recordará, Norberto estudiaba en la Universidad del Pedregal, en la capital del país, donde se graduaría como licenciado en Mercadotecnia Internacional el pasado 6 de junio, sin embargo, fue secuestrado dos días antes y su cadáver localizado el 10 de junio en un predio de la alcaldía de Xochimilco.

El miércoles 12, los restos del estudiante fueron trasladados a su ciudad natal, en avión, donde viajaban sus padres, quienes en sus manos abrazaban la urna de color marfil con la imagen de una Virgen y, dentro, las cenizas de Norberto.