PUBLICIDAD

Estado

Testigos apenas iban a ser protegidos: fiscal

'Cruz sí poseía información del doble homicidio, por lo que ésta es la línea principal de investigación del ataque en su contra'

David Piñón Balderrama/El Diario

viernes, 29 septiembre 2023 | 14:41

Chihuahua, Chih.- El fiscal de la Zona Sur, Juan Carlos Portillo, informó que el joven Eduardo Cruz, asesinado junto con su padre Isidro Cruz Bustillos en Balleza, apenas iba a ser protegido por la Fiscalía, pues hasta el momento del crimen no tenía calidad de testigo de otro doble asesinato, el de la activista Gloria Cañez y su hija Sally.

Sin embargo, el titular de la Fiscalía con sede en Parral reconoció que Cruz sí poseía información del doble homicidio, por lo que ésta es la línea principal de investigación del ataque en su contra, además de que forma parte de las pesquisas para esclarecer el ataque contra las mujeres.

Las dos mujeres fueron victimadas el sábado nueve de septiembre en la comunidad de Yerbabuena, municipio de Balleza, días antes de una asamblea para conformar una autoridad vecinal; Eduardo y su padre fueron asesinados el pasado martes, antes de salir del pueblo para declarar en torno a los hechos.

El pasado miércoles fue cuando el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres dio a conocer el asesinato de Eduardo e Isidro, hecho que la organización calificó como un obstáculo para la obtención de justicia.

“Ambos se preparaban para salir de la comunidad de Yerbabuena del municipio de Balleza hacia Chihuahua; sin embargo, eso no fue posible ya que fueron abatidos presuntamente por integrantes del crimen organizado”, afirmó el CDHM.

“Exigimos que se investigue este caso, que se castigue a las personas responsables y se brinde la protección adecuada y necesaria a la familia de Gloria, así como a la comunidad de Yerbabuena, cuyos habitantes se encuentran recibiendo amenazas y temen por su seguridad”, expresó la asociación civil a través de un comunicado.

De igual manera expresaron que en el marco de estos acontecimientos, hicieron una solicitud a las autoridades correspondientes, tanto a nivel estatal como federal, las medidas suficientes para garantizar la seguridad y el derecho de la comunidad a defender su territorio.

Días atrás, la misma asociación denunció el asesinato de Gloria y su hija Sally, justo tres días de una asamblea comunitaria de Yerbabuena.

La activista y defensora mantenía más de 20 años de lucha que le fue heredada de sus antepasados, para el reconocimiento del territorio para la comunidad, que consta de aproximadamente 60 personas.

Este 2023 el Tribunal Agrario emitió un resolutivo en el que se reconoce la existencia y creación de la comunidad, que se encuentra entre los ejidos de San Carlos, Guajolotes, Chinatú y Catedral, en lo intrincado de la sierra del estado de Chihuahua. Este resolutivo les reconoce como dueños del predio.

Al respecto, el fiscal Portillo aseguró que las investigaciones del doble asesinato de las mujeres van muy avanzadas, pero no pueden revelarse avances para no entorpecerlas.

Asimismo, señaló que el joven Cruz sí tenía información que aportar sobre el homicidio de la activista y su hija, sin dar mayores detalles sobre lo que conocía el victimado junto con su padre. Sin embargo, ante la Fiscalía todavía no tenía calidad de testigo, por lo que no contaba con protección de la autoridad, que estaba por asignarle seguridad.

“Apenas estábamos viendo cómo protegerlo dentro y fuera de la comunidad”, dijo el fiscal Portillo, quien afirmó que la Fiscalía de Derechos Humanos y la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas son las que operan programas para protección de testigos, a los que no había accedido el joven asesinado junto con padre.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD