Estado
Hallan ejecutado al alcalde Carlos Beltrán

Tomó Estado control de Temósachic desde 2017

Policías municipales están bajo el Mando Único de la FGE

El Diario de Chihuahua
El Diario de Chihuahua / El acuerdo 080 publicado en el Periódico Oficial del Estado el 18 de febrero de 2017, que decreta que la autoridad estatal tomaba el control de seis municipios de la región occidente

De la Redacción/El Diario

jueves, 01 octubre 2020 | 09:51

Chihuahua– El Gobierno del Estado tomó el control policiaco de municipios del noroeste desde febrero de 2017, en un plan de seguridad en el que estaba incluido Temósachic, cuyo alcalde, Carlos Ignacio Beltrán Bencomo, fue “levantado” el lunes por un comando armado y luego asesinado. Su cadáver apareció ayer cerca de San Juanito, Bocoyna.

El Mando Único Policial fue establecido por el gobernador Javier Corral desde el sábado 18 de febrero de 2017, mediante el acuerdo 080 publicado en el Periódico Oficial del Estado.

En dicho documento se decretó que la autoridad estatal tomaba el control de seis municipios de la región, que hasta la fecha registran altos niveles de violencia.

El acuerdo se estableció debido a que en el mes de noviembre de 2016 grupos criminales privaron de la libertad a 6 policías de la comunidad de La Simona, municipio de Madera, de los que dos aparecieron asesinados en Bocoyna. Además, el 11 de febrero de 2017 otros dos elementos preventivos, junto con dos civiles, fueron ejecutados en El Largo Maderal. 

La intervención de la SSPE, anteriormente conocida como Comisión Estatal de Seguridad (CES), se contempló porque las policías municipales estaban infiltradas por el crimen organizado, principalmente en las localidades del occidente, y no contaban con la capacidad para hacer frente a la delincuencia organizada, se dijo oficialmente.

El mandatario acordó que el Estado “asume de manera inmediata y temporal el mando de la Policía municipal y de Vialidad y Tránsito de los municipios de Madera, Temósachic, Gómez Farías, Ignacio Zaragoza, Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, como un caso de fuerza mayor ante las alteraciones graves al orden público”. 

No obstante, la región se ha mantenido como escenario de cruentos enfrentamientos entre bandas del crimen organizado, así como de secuestros, extorsiones y homicidios.

Una vez publicada la intervención de forma oficial en la Zona Occidente en febrero del 2017, se cometieron 993 homicidios al cierre del año pasado. De enero a septiembre del presente año se sumaron al recuento otras 276 víctimas de este delito, según la FGE. 

Plagios, quema de viviendas y asesinatos de políticos, activistas, policías, funcionarios públicos y alcaldes, así como caravanas de vehículos con hombres armados, forman parte del escenario en los municipios de la Zona Occidente, según reportes de El Diario.

Abandonan cuerpo

Luego de 24 horas de haber sido privado de su libertad, el presidente municipal de Temósachic, Carlos Ignacio Beltrán Bencomo, fue asesinado y su cuerpo abandonado a un costado de la carretera San Pedro-San Juanito en el municipio de Guerrero, a unas tres horas de distancia en vehículo de Temósachic. Fue encontrado ayer por elementos de las fuerzas de seguridad. 

La Fiscalía General del Estado (FGE) aseguró que se cuenta con el testimonio de una persona que fue privada de su libertad junto con el edil, quien fue dejada en libertad horas más tarde, mientras que el gobernador Corral afirmó que el asesinato está relacionado con el control de la Policía municipal por parte del crimen organizado.

La desaparición del alcalde fue reportada por sus familiares la noche del lunes, y desde ese momento se inició la búsqueda por parte de elementos de la FGE y de la Policía Estatal. El operativo permitió ubicar a la persona que fue raptada junto con el alcalde, a la que se le tomó su declaración y aportó datos relevantes que por el momento no se pueden dar a conocer, ante la existencia de una investigación en proceso.

Durante la mañana de ayer se reportó el hallazgo de un cuerpo sin vida a un costado de la carretera Guerrero-San Juanito a la altura de San Pedro en la Sierra de Chihuahua. Posteriormente, la FGE confirmó que se trataba Beltrán Bencomo, alcalde de extracción perredista.

El cadáver se encontró cubierto con una cobija a franjas en color gris con morado y tenía cubierto el rostro con una bolsa de plástico transparente y cinta adhesiva. Vestía una camisa tipo polo color gris con negro y presentaba una herida al parecer por arma de fuego en la cabeza.

La necropsia establece que el alcalde falleció a consecuencia de traumatismo craneoencefálico provocado por un proyectil de arma de fuego. Las autoridades ministeriales investigan la causa del hecho.

Fue el lunes por la tarde-noche cuando sujetos armados subieron al edil y a otra persona a un vehículo afuera de la Presidencia municipal de Temósachic, para posteriormente huir del lugar.

La Secretaría de Seguridad mantiene un operativo en conjunto con la FGE en aquella región con el afán de dar con el paradero de los responsables de este crimen. El edil no había recibido amenazas previas y no se tiene un registro de alguna agresión en su contra.