Estado

Transportistas dicen ser víctimas de extorsiones

Aseguran que les cobran derecho de vía en municipios del noroeste del estado

Miguel Silva/El Diario

miércoles, 02 noviembre 2022 | 21:30

Transportistas de carga denunciaron ser objeto de extorsiones y cobro por derecho de vía en municipios del noroeste del estado, en donde son los mismos policías municipales quienes les exigen una cuota para transitar libremente y en caso de accidente, al conductor le llegan a pedir hasta 25 mil pesos para “liberarlo” de alguna responsabilidad. 

Así lo denunció Édgar Olivas, representante de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, A.C. (Conatram), quien dijo que desde hace varios años han tenido que lidiar con estos hechos en la zona de Buenaventura, Galeana, Janos, Ascensión e Ignacio Zaragoza, hechos que han sido denunciados y que se han tratado en mesas de diálogo con la Fiscalía General del Estado (FGE), así como con la propia Policía Estatal y los alcaldes de esta región, pero los cobros no han cesado. 

El dirigente de los transportistas manifestó que han tenido que lidiar con esta situación desde hace varios años y que, a pesar de que cambian las administraciones municipales, estas prácticas se mantienen vigentes, ante la complacencia de autoridades de otros niveles de gobierno. 

Afirma que las autoridades municipales extralimitan su área de operación, pues se instalan en tramos estatal o federales, aprovechando la ausencia de autoridades de estos órdenes de gobierno y cada vez que detectan un transporte de carga, lo hacen detener su marcha para exigirles un pago por transitar por sus municipios y estos cobros varían de acuerdo a la consideración de los agentes que realizan la detención. 

Asimismo explicó que cuando ocurre un accidente, el Municipio les llega a cobrar hasta 25 mil pesos, para liberar de cualquier responsabilidad al transportista y cuando se requiere del servicio de alguna grúa, el cobro es mayor, sin que exista un fundamento legal para exigir tal pago. 

Por tal motivo, manifestó que mantienen pláticas constantes con Fiscalía, con Policía Estatal y el propio Gobierno del Estado, para tratar de acabar con estas prácticas.