Estado

Tras ataque en colegio de Torreón, reactivan en Juárez 'Mochila Segura'

Unidades caninas de las corporaciones policiacas buscarán en planteles presencia de drogas, armas, inhalantes y otros objetos prohibidos

Luz del Carmen Sosa/ El Diario de Juárez

domingo, 12 enero 2020 | 07:10

Ciudad Juárez.- A partir del lunes 13 de enero se reactiva en Ciudad Juárez el operativo “Mochila Segura”, en el que participan las unidades caninas del total de las corporaciones policiacas para prevenir la presencia de drogas, armas e inhalantes, entre otros objetos prohibidos en planteles escolares, dio a conocer César Díaz, primer visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH). 

“Desgraciadamente por la situación (de violencia) que vivimos el operativo de revisión sí es una acción más que puede servir, llevándose de una buena manera, sin violentar los derechos humanos de los menores; también requerimos que haya un seguimiento y continuidad para conocer qué situación enfrentan los niños, cuestiones emocionales, si sufren de un entorno violento, padecen bullying, etcétera”, dijo.

El derechohumanista expuso que ante situaciones como la ocurrida en un colegio particular de Torreón, donde un niño ingresó armado a la escuela y disparó contra su maestra y otras personas para luego suicidarse, es necesario que se tomen medidas para prevenir la posesión de armas en las escuelas de todos los niveles.

Dijo que propondrá que estas acciones alcancen a las escuelas privadas de la ciudad, ya que de momento estos operativos preventivos sólo se implementan en escuelas públicas. 

Lo que se conoció como “Operación Mochila” fue modificado a partir del 27 de noviembre del 2019, cuando se firmó un acuerdo entre corporaciones policiacas y autoridades educativas, del Sector Salud y la CEDH.

“Nos invitan para estar vigilantes de estas acciones, para observar que se cumpla el protocolo de acción”, dijo el primer visitador.

Explicó que la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, la Comisión Estatal de Seguridad, la Fiscalía General del Estado y la Policía Federal cuentan con unidades caninas, por lo que se sumaron esfuerzos y son estos elementos los que realizan la búsqueda de armas, drogas, pornografía, inhalantes y sustancias tóxicas en escuelas.

La revisión se hace en los salones de clases vacíos, previa a una charla que se sostiene con la comunidad estudiantil. Los canes pasan entre las mochilas y “marcan” las mochilas “sospechosas”. 

Son los alumnos los que manipulan sus bolsos con útiles escolares ante un representante estudiantil, de padres de familia y docentes, así como de la CEDH.

En caso de detectar algo ilícito los padres de familia son notificados y junto al alumno o alumna se les ofrece acompañamiento, asesoría legal o psicológica.

De momento no se han detectado armas de fuego, aseguró Díaz.

Refirió que las acciones son distintas cuando se trata de alumnos de preparatoria y universidades, ya que los alumnos por sus propios estudios portan, por ejemplo, navajas, marcadores de tinta fuerte, espray, lo que en primaria y secundaria no es común que utilicen.

“La operación ‘Mochila Segura’ es una acción preventiva, pero como CEDH somos vigilantes que no se vulneren los derechos de las niñas, niños y adolescentes. Verificamos que los elementos entren desarmados a la escuela, que nadie maniobre la mochila más que el menor”, dijo.

Agregó que las autoridades educativas, que reiniciaron actividades el pasado miércoles 8 de enero, han actualizado la agenda con las escuelas que participarán en el operativo sorpresivo para los estudiantes. 

                                            

Recomendaciones

La Secretaría de Gobernación, a través del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipina), ha difundido información sobre cómo hablar con niñas, niños y adolescentes sobre hechos violentos en casa y escuelas, ante la difusión de la tragedia ocurrida en el estado de Coahuila.   

Recomienda que los adultos respondan a preguntas de acuerdo con a la edad de los menores, para que ellos puedan comprender lo sucedido y sean escuchados sobre lo que piensan y sienten al respecto.

También advierte que se debe evitar que vean imágenes de violencia directa y se les debe hacer sentir que están protegidos para que continúen con sus actividades cotidianas y que reconozcan sus emociones ante hechos sucedidos.

Es importante, destaca la información, enseñarle a los niños que la violencia no es el camino para resolver conflictos.