Estado

Tras perder a su hija pide seguridad para mujeres

Anahí falleció luego de una agresión armada; destrozado, Juan Antonio narra su pesadilla

Archivo / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado/ El Diario de Juárez

martes, 24 agosto 2021 | 11:26

Ciudad Juárez— Con el dolor de haber perdido a su hija, Anahí Alvarado Montes, de 29 años de edad, Juan Antonio Alvarado Aguirre pidió seguridad para las mujeres en Ciudad Juárez. 

“Anda uno destrozado. Se siente uno inseguro, ahora me tocó a mí, pero quién sabe a quién le tocará en este momento, o en cinco minutos, no se lo deseo a nadie. Su mamá está devastada. ¿Quién iba a pensar que iba a pasar eso?. Anda uno porque tiene que andar, pero anda uno devastado, preocupado”, confesó el padre de la última mujer privada de la vida hasta ayer en esta frontera. 

Con la muerte de Anahí la noche del sábado, sumaron 123 mujeres asesinadas en esta frontera durante 2021, según estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua. 

Ella resultó herida la madrugada del viernes 13 de agosto, durante un ataque armado en una granja ubicada cerca de la calle Lucha y Esfuerzo, de la colonia El Safari. En el lugar murió un hombre, mientras que ella y otro masculino resultaron heridos.

‘Era buena persona mi hija’

“A mí me avisaron en la mañana, como a las 8:30, yo realmente no supe cómo fue, pero me acerqué al Hospital General porque pensé que es a donde los llevan, para mí fue la lógica. Ella estaba como desaparecida, y cuando llegué al hospital, me dijeron que no tenían a nadie con ese nombre, pero en Trabajo Social me enseñaron una foto para que la reconociera”, relató el padre.

Tras ocho días de permanecer hospitalizada, la noche del sábado 21 de agosto, Anahí perdió la vida debido a las heridas de bala, pero hasta ayer su padre pudo reclamar su cuerpo ante el Servicio Médico Forense (Semefo). 

“Ella tenía una pareja, pero estaban separados. Ella trabajaba en una maquiladora. Como todos, tenía su carácter, pero en lo que cabe era buena persona mi hija, porque realmente en el entorno en el que vivía la quieren y la extrañan”, relató el hombre sobre la menor de sus tres hijos. 

A través de Atención a Víctimas de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua, Alvarado Aguirre fue apoyado para realizar el sepelio de su hija, pero pidió al Municipio que no fuera enterrada en el panteón municipal San Rafael, sino en Colinas de Juárez. 

“A todas las víctimas las mandan al San Rafael, es el panteón exclusivo para víctimas y yo no quiero que la manden para allá”, dijo el hombre quien trabaja en una empresa dedicada a la fabricación de uniformes deportivos y escolares. 

Con la muerte de Anahí sumaron 15 las mujeres asesinadas en agosto en la ciudad, según cifras de la FGE, las cuales se sumaron a las 15 víctimas de julio, 14 de junio, las 20 de mayo, las 10 de abril, las 17 de marzo, las 15 de febrero y las 17 más de enero.