Estado

Tres avionetazos en menos de un mes

El más trágico, sin resultados de investigación

De la Redacción

lunes, 20 julio 2020 | 12:40

Chihuahua.- Un total de tres accidentes aéreos en los que están involucradas avionetas se han presentado en menos de un mes en el Estado de Chihuahua, uno de ellos, el más trágico cobró la vida de seis personas, pero hasta el momento no se han presentado información sobre las causas del accidente en el que perdieron la vida incluso menores de edad. 

El primer accidente se presentó el pasado 23 de junio y si bien se trató del único en el que hubo víctimas mortales, existe incertidumbre en las familias que quedaron enlutadas tras el incidente donde perdieron la vida cinco miembros de una misma familia y el piloto de la aeronave y a pesar de que tanto autoridades federales como locales, la Fiscalía de Chihuahua, investigan el caso, ninguna ha proporcionado información sobre la causa del siniestro. 

La avioneta, una Cessna con matrícula XGCC, TU-206G, serie U20605202, partió del municipio de Camargo, con escala en Guachochi para llegar a Guasave, en Sinaloa. No obstante, tras perder contacto con el piloto, la nave fue encontrada horas más tarde en el municipio de Balleza, entres los límites de El Tule y Parral, en Chihuahua. 

Las víctimas fueron el piloto Leonilo González, de 38 años, y cinco miembros de una familia, identificados como Katia Arellanes, de 20 años, Esmeralda de 14, Ildefonso de 14, Ana Paulina de 12 y Luis Ángel. 

En este caso hay incertidumbre debido a que los cuerpos se encontraban a dos kilómetros de distancia del lugar donde se encontraba la aeronave. Así pues a casi un mes del hecho no se conocen los pormenores del incidente ni las causas que provocaron el accidente. 

El segundo incidente de desplome ocurrió el 9 de julio, en la localidad de San Luis de Majimachi, municipio de Bocoyna, sin embargo en esta ocasión los tripulantes y el piloto lograron sobrevivir. 

La aeronave, una avioneta Cessna, línea 206, modelo 1987, color blanco con matrículas XBHGS, fue localizada a la altura del kilómetro 29 de la carretera que conduce de Creel a San Rafael, y era pilotada por Rubén V. S., de 45 años de edad, quien manifestó que se dirigían de Témoris a Chihuahua y que por las condiciones climatológicas perdió el control y se estrelló cerca de la carretera casi para llegar a Creel. 

El incidente más reciente ocurrió hace tan sólo tres días, en el poblado de Rocoroybo, municipio de Uruachi, Chihuahua y en esta ocasión se trató de un aerotaxi el que terminó por desplomarse sobre un campo sembrado de maíz, y en el que sólo se vio involucrado el piloto, identificado como Manuel Silva Flores, quien manifestó como posible motivo del accidente también las condiciones climatológicas del área, lluvia y granizo, ya que se apagó el motor en forma repentina, provocando el desplome sobre un sembradío de maíz cercano a la pista de aterrizaje.