Estado

‘Vamos a perder nuestro ganado y cosechas'

Productores evidencian ineptitud de la CFE, que les corta la energía por horas a cientos de ellos

Víctor Hugo Valdovinos / El Diario

viernes, 22 julio 2022 | 20:52

Nuevo Casas Grandes.- “Si es orden ya del Presidente de la República para que no sigamos trabajando que nos lo digan claro, porque con estas acciones de la Comisión Federal de Electricidad vamos a perder nuestro ganado y nuestras cosechas”, señaló Jacob Neufeld de la Colonia menonita El Cuervo, durante la reunión de productores que alzaron la voz ayer contra la CFE.

De nueva cuenta, productores de los campos menonitas de la región se manifestaron ayer para señalar que la CFE sigue mostrando su ineptitud para prestar el servicio, además de cortarles la energía a todos los campos por horas, causándoles pérdidas millonarias que nadie quiere responder.

“Varios de nosotros somos productores de leche, unas dos toneladas diarias, nuestras vacas no pueden estar horas sin ordeña y aunque hagamos inversiones extras para ordeñarlas con plantas de luz, al final la leche se echa a perder porque la Comisión Federal de Electricidad no nos restablece la energía como nos promete, nos deja sin luz todo el día con este calor y vuelve a restablecerla hasta las 10:00 o 12:00 de la noche ¡Eso es un abuso total!”, señaló otro de los productores que ayer se reunieron para protestar de nueva cuenta contra la CFE.

Algunos con sus ordeñas de leche para quesos, otros con sus cosechas que incluyen algodón y maíz dulce que lo tienen contratado para empresas como “La Costeña”, han visto en estos días de intenso calor que ronda los 40 grados centígrados, como van perdiendo el fruto de su trabajo por la ineptitud de la CFE que cada vez les cobra más dinero por un servicio que no entrega.

“Todos los postes, ramales, transformadores y demás infraestructura la compramos nosotros, luego la CFE nos obliga a firmar la entrega de esas instalaciones para que ellos las manejen pero nada más el servicio no mejora, son millones y millones los que nos saca cada vez con el pretexto de nuevo equipo, pero eso no nos ha garantizado nada porque cada que se les ocurre nos cortan la energía y nos dejan así por horas”, manifestaron los quejosos.

En la reunión, estuvieron los productores tanto de los campos menonitas El Capulín como de El Cuervo, Guillermo Giegerhet, Abraham Fast, Juan Gieberhet, David Rick y Jacob Neufeld, quienes se dijeron hartos de la incapacidad de la CFE para sostener el servicio de energía y cortarles el ramal de colonias enteras por horas y a veces hasta por días.

“Ya el maíz parece cebolla de lo pequeño y seco que está, con tres horas de riego no alcanzamos a hacer nada y lo único que nos responden los encargados de la CFE es que ya nos van a conectar y los 15 minutos que nos promete el Ingeniero Proo se vuelven horas”, se quejaron los productores.

Esta es la enésima vez que los productores de los campos menonitas de la región se quejan de las prácticas de la CFE, que de manera indiscriminada cortan el servicio total de una colonia para abastecer otra y de manera sistemática, van turnando los cortes entre los campos agrícolas que hay en Nuevo Casas Grandes, Casas Grandes, Janos y Ascensión.

Con la esperanza de mejorar la situación, principalmente en esta temporada de calor, los productores menonitas señalan que ceden a las peticiones de la CFE para aportarles millones de pesos en inversión de infraestructura que le tienen que entregar a la Comisión, sólo para que use esos ramales y equipo en su contra, cortándoles el servicio a capricho y sin que los productores puedan hacer nada para que se les respete como usuarios.

“Estamos aquí reunidos porque ya la situación es intolerable, estamos perdiendo todo nuestro ganado, nuestras cosechas por culpa de la incapacidad y los abusos de la CFE, nos obligan incluso a suspender pozos para mejorar el flujo de energía, primero 10 pozos, luego 20, y como no mejora nada el suministro ellos solo cortan el ramal y nos dejan todo un día sin luz, eso es un atentado contra nuestros derechos y contra la economía, lo peor de todo es que nuestros seguros pueden cubrir las pérdidas de nuestras cosechas pero casualmente si es por falta de energía eléctrica ahí no nos cubren ¡estamos fregados por todas partes!”, concluyeron los productores.