Estado

Van 148 casos de violencia contra menores en 2020

En la subprocuraduría Morelos, con cabecera en la ciudad de Chihuahua, la incidencia de denuncias por maltrato infantil es de 21 casos en enero, 38 en febrero y 24 de marzo

De la Redacción/El Diario

lunes, 13 abril 2020 | 18:00

Un total de 148 casos de violencia contra menores de edad se han denunciado en el primer trimestre en el estado de Chihuahua, la mayoría de los casos son del distrito Morelos, informó el Procurador de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PNNA), José Castañeda Pérez. 

Señaló que en la subprocuraduría Morelos, con cabecera en la ciudad de Chihuahua, la incidencia de denuncias por maltrato infantil son de 21 casos en enero, 38 en febrero y 24 de marzo. 

Asimismo agregó que las subprocuradurías de Ojinaga, Cuauhtémoc, Galeana, Guerrero, Guachochi, Guadalupe y Calvo, Camargo y Jiménez reportaron en enero 11 denuncias, 25 en febrero y 29 durante el mes de marzo. 

Castañeda Pérez manifestó que desde el pasado 23 de marzo, cuando se decretó la suspensión de clases para evitar el contagio por Covid-19, la violencia contra los menores no se ha disparado, según las denuncias recibidas por la Procuraduría de PNNA. 

La Secretaría de Salud federal, a través del Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia, señala que los tipos de maltrato infantil son: 

Abuso físico: Es cualquier acto no accidental que provoque lesiones físicas al niño, enfermedades o el riesgo de padecerlas. 

Abuso sexual: La práctica de un contacto físico o visual cometido por un individuo en el contexto sexual; con violencia, engaño o seducción, ante la incapacidad del niño para consentir, en virtud de su edad y diferencia de poder. Es dirigido hacia el silencio de la ofensa grave que puede sufrir un menor en su dignidad. 

Abuso sicológico: Son las acciones, generalmente de tipo verbal o actitudinal que provocan en el niño daños emocionales, por ejemplo: rechazar, ignorar, aterrorizar, no atender sus necesidades afectivas, de socialización, de desarrollo de la autoestima positiva, estimulación, etc. 

Negligencia: Es cuando no se atienden las necesidades básicas del niño (alimentación, salud, educación, vivienda, etc.), así como el incumplimiento de los deberes de cuidado y protección. 

Las víctimas del Maltrato Infantil pueden experimentar consecuencias a corto, mediano y largo plazo, que pueden ser de carácter físico y/o sicosomático (afectan la esfera afectiva/emocional, conductual y social de las víctimas); y que pueden derivar en enfermedades mentales, desarrollo de hábitos disfuncionales, conductas de riesgo y desadaptativas, pero sobre todo con la pérdida de confianza en los demás, por lo que presentan dificultades para la interacción, las relaciones afectivas y en ocasiones de carácter sexual.