Estado
Primera de tres partes

Video: Lleva 843 vuelos en flotilla que prometió vender

Javier Corral ha sobreexplotado un lujoso Bell 429, un Citation CJ3 e hizo 96 vuelos en un caro King Air

El Diario de Chihuahua
El Diario de Chihuahua / El bell 429, el más usado por el mandatario
El Diario de Chihuahua / Tiene un promedio de 16 vuelos por mes
El Diario de Chihuahua / Realizó 96 viajes en el King Air
El Diario de Chihuahua

El Diario de Chihuahua

lunes, 01 febrero 2021 | 09:45

Chihuahua— De las montañas a la playa, del norte desértico al Pacífico o al Mar de Cortés; de Chihuahua a Huatulco, La Paz, Acapulco, Cuernavaca, Mazatlán o Estados Unidos y cada rincón de la entidad, han sido los casi mil vuelos realizados por Javier Corral durante cuatro años, tres meses y seis días de su gestión (al 10 de enero de este 2021, cuando se dio respuesta a la solicitud de información). 

Los viajes han sido en la flotilla aérea de Gobierno del Estado, misma que –enfáticamente– no sólo ofreció vender sino que asentó por escrito el compromiso, en un “decreto de austeridad” publicado en el Periódico Oficial del Estado el 21 de enero de 2017.

Lograr que el Gobierno del Estado informara sobre dichos vuelos, ha constituido una odisea que se prolongó durante meses y que incluye constantes negativas a las solicitudes de información hechas a los entes obligados, así como recursos de revisión interpuestos a través del Instituto Chihuahuense para la Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ichitaip) a los cuales, este órgano determinó que el Estado debía responder o de lo contrario sería objeto de sanción.

La negativa de la Secretaría de Hacienda a informar sobre el tema, tenía como argumento la confidencialidad de la información y el supuesto “riesgo” en el que se pondría al mandatario al hacer públicos los sitios a los que había viajado, a pesar de que eran eventos ya ocurridos.

Sin embargo, tras poco más de siete meses en los que El Diario argumentó de manera fehaciente la legalidad y la viabilidad de la solicitud, el Ichitaip ordenó entregar la información, o de lo contrario el propio secretario Arturo Fuentes Vélez se haría acreedor a una sanción económica. 

Los datos que pretendían mantener bajo reserva, por lo menos hasta el próximo 7 de septiembre del año en curso, cuando Javier Corral Jurado dejara la administración estatal, fueron entregados finalmente el 25 de enero de 2021 y allí quedan claras las promesas incumplidas, los excesos y el franco derroche que involucra no únicamente a Corral, sino a su esposa y presidenta del DIF estatal, Cinthia Chavira, así como a funcionarios de primer nivel y otros servidores públicos que han acompañado al mandatario en un periplo quinquenal en el que se ha mantenido “en las nubes” metafórica y literalmente.

De esta manera y con base en información oficial –emitida como respuesta de la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Hacienda a la solicitud con folio número 063252020 hecha por este medio–, el titular del Ejecutivo, Javier Corral Jurado, ha realizado un total de 843 viajes en aeronaves propiedad del Estado, lo que significa un promedio de 16 vuelos al mes desde que inició su administración en octubre de 2016 hasta el 10 de enero del presente año.

El primer vuelo que realizó en el 2021 fue el pasado 10 de enero, en un avión Cessna 2010 que utilizó para ir a Ciudad Juárez y regresar horas más tarde a la capital en la misma aeronave. Dicha unidad sólo se ha usado nueve veces durante el actual quinquenio, dos en el 2021 y siete el año pasado.

De enero a diciembre de 2020, el gobernante sumó un total de 125 vuelos de los cuales la mayoría (82) los llevó a cabo en el Cessna Citation CJ3, teniendo como destino distintas localidades de la entidad y del país, como las ciudades de Toluca, Tampico, Mazatlán, Torreón, San Luis Potosí y Durango.

Durante el 2019, Corral hizo 230 vuelos de los cuales 103 fueron en helicóptero, y el resto (127) en aviones de la citada flotilla estatal y que son identificados como: Cessna Citation CJ3 con matrícula XC-GDC; Turbo Commander 1000 matrícula XC-HFN y un Cessna 441 XC-CJS. Los helicópteros son un Bell 407 con la serie XC-CUU, y el Bell 429 con serie XC-LOP.

En el 2018 el jefe del Ejecutivo sumó 220 viajes, lo que significa un promedio de 18 por mes. De ésos, 138 fueron en avionetas y 82 en helicópteros, una cantidad similar fue en el 2017 con 217 vuelos, aunque en esa ocasión usó más el helicóptero con 88 viajes y 129 en avionetas.

Al inicio de su administración, en octubre de 2016, Corral Jurado utilizó las aeronaves de Gobierno del Estado para realizar 49 viajes durante los primeros tres meses como gobernador de Chihuahua: 42 fueron en avioneta y 7 en helicóptero.

Lo anterior genera cuestionamientos, dudas y señalamientos ya que el 21 de enero de 2017 en el Periódico Oficial del Estado, se publicaron las medidas de austeridad anunciadas por el propio Corral, y en las cuales se contemplaba la venta de seis de las ocho aeronaves que siguió utilizando.

Hasta el momento nada de eso se ha cumplido.

Pero además, la flotilla aérea propiedad del Estado no sólo ha trasladado a Corral a diferentes destinos, sino que también ha sido medio de transporte para funcionarios públicos de todos los niveles, empresarios, periodistas, luchadores sociales e incluso detenidos por algún delito a varios puntos del estado, país y algunas localidades de Estados Unidos de América como El Paso, Dallas, Phoenix y San Antonio, entre otros.

En cuanto a los helicópteros los viajes han sido locales, sobre todo en las comunidades de la zona serrana, a las que el acceso para las avionetas es difícil como son: Guachochi, Bocoyna, Gomarachi, y Coyachi, entre otros.

En ese caso, utilizó 276 veces el helicóptero Bell 429, mismo que ha sido puesto a la venta en tres ocasiones sin tener resultados positivos en ninguna de ellas. Nadie lo quiere. El primer intento de venta se registró en 2017, y dos más en el 2020 a través de subastas en la que los postores brillaron por su ausencia.

El mantenimiento de las seis aeronaves propiedad del Estado que permanecen en los hangares del Aeropuerto Internacional “General Roberto Fierro” de la ciudad capital, cuestan al erario público 13 millones 127 mil 562.16 pesos anuales, tanto en las rentas de los hangares como en mantenimiento físico-mecánico, además de los sueldos de los pilotos, empleados operativos y administrativos, contando el combustible.

Lo anterior sumaría 55 millones 792 mil 139.18 pesos en esos rubros. El costo del gasavión que las unidades utilizan y que de manera comercial tiene un precio de 21.46 pesos el litro. El avión Cessna 210 –sólo por citar un ejemplo– gasta 13 galones por hora de vuelo.

Tomando en cuenta un costo promedio estimado de 10 mil pesos por hora-vuelo de combustible, en el año el titular del Ejecutivo gasta la cantidad de 1 millón 983 mil 524 pesos en promedio.

La información oficial entregada por la Secretaría de Hacienda confirma lo que era un secreto a voces: Corral Jurado ha echado mano de la flotilla estatal para acudir a sitios de los cuales no se tiene conocimiento que se haya llevado a cabo un evento, o actividad de beneficio directo para el estado.

Lugares como Huatulco, Puerto Vallarta, Acapulco, La Paz, Mazatlán, Jalapa, Cuernavaca, además de El Paso y Wichita, no están dentro –o por lo menos no se ha demostrado– de algún interés de desarrollo socioeconómico colectivo o de importancia para los chihuahuenses, quienes a través del pago puntual de sus impuestos son los que terminan asumiendo el costo de cada salario, capricho o vuelo de los mandatarios y/o funcionarios públicos.

Estar a siete meses de concluir su mandato en medio de una pandemia que no da tregua, con indicadores alarmantes de inseguridad y una crisis económica sin precedente a causa del continuo endeudamiento, no ha sido impedimento para que el mandatario estatal siga en las nubes.

Mañana, segunda de tres partes

- Aviones del Estado... al servicio de alcaldes, diputados, periodistas y hasta exgobernadores