Estado

Video: Ponen a prueba su fuerza y vocación

Doce aspirantes buscan quedarse con una de las cinco plazas que abrió el Departamento de Bomberos

Omar Morales / El Diario de Juárez / El grupo realiza ejercicios físicos de adiestramiento para mostrar sus habilidades
Omar Morales / El Diario de Juárez / Tienen que aprender a enrollar las mangueras
Omar Morales / El Diario de Juárez / Cargar la escalera, un trabajo pesado
Omar Morales / El Diario de Juárez / Uno de los seleccionados demuestra su fuerza

Javier Olmos/ El Diario de Juárez

jueves, 28 enero 2021 | 12:59

Ciudad Juárez.- Con pruebas de resistencia física muy duras es como 12 aspirantes a bomberos buscan quedarse con una de las cinco plazas que abrió el departamento municipal en Ciudad Juárez.

“Me gusta ayudar a las personas, quisiera servir así a la sociedad y es un sueño que tengo desde niño ser bombero, siempre lo he anhelado”, dijo Andrés Rodríguez, juarense de la colonia División del Norte, quien con 28 años es uno de los 12 que compite por un lugar como bombero.

Para quedarse con el puesto, durante la etapa de preselección que inició esta semana, han tenido que realizar una rutina diaria de cardio de cinco kilómetros a las 6:00 de la mañana.

Luego pasan por más pruebas de ejercicios físicos de adiestramiento para mostrar sus habilidades. Ayer a las 11:00 de la mañana hacían maniobras con una escalera cuyo peso alcanza casi 41 kilos.

Con ambas manos y las piernas firmes, debían hacer “pesas” con la escalera, además de manipularla para cargarla, poner el brazo izquierdo en medio y adentro para sostenerla, y luego otros ejercicios con las mangueras.

“Es muy complicado, mucha gente piensa que es un trabajo fácil, pero en realidad no lo es”, indicó Rodríguez. “Son tareas muy pesadas, pero con esfuerzo puede salir uno adelante si realmente lo quiere”.

Pedro Guerrero, capitán segundo del Departamento de Bomberos, indicó que la etapa de preselección inició el pasado lunes con 50 aspirantes que manifestaron su intención, pero sólo acudieron 30.

Para ayer sólo había ya 12 en el equipo, y sólo cinco serán admitidos. Según se mencionó, las cinco plazas vacantes obedecen a que quienes las ocupaban murieron o se jubilaron.

“Durante esta semana hacemos ejercicios físicos de adiestramiento, conocer el equipo, y quienes sean los cinco que pasen la preselección, tendrán exámenes médicos la siguiente semana”, mencionó.

Estas pruebas contemplan toma de plaquetas, de sangre, rayos X y demás, para saber que están en óptimas condiciones y que no se incapacitarán en el primer mes, dijo un comandante.

“Se tienen que ganar su lugar. Están siendo evaluados por el equipo de preseleccionadores, viendo cómo lo hacen, su actitud, su presentación. El que saque más puntuación es el que va a obtener su lugar”, explicó por su parte el capitán segundo, Pedro Guerrero.

Una vez preseleccionados, pasarán por otra prueba que dura hasta tres meses en la academia.

Un bombero obtiene un salario por encima del mínimo, por decena, y además cuenta con servicios médicos, equipo de protección personal y uniformes.

Además, no sólo apaga fuego, el trabajo abarca muchas áreas de peligro, como accidentes vehiculares, fugas de químicos y de gas, e incendios de todo tipo, señaló Guerrero. 

Para esas tareas son sujetos a capacitaciones constantes durante su estadía en el departamento, cursando incluso especialidades.

jolmos@redaccion.diario.com