Estado

Video: Se registra riña entre adoradores de la Santa Muerte y San Judas Tadeo

Familia huye de la ciudad para salvar su vida, denuncian

El Diario de Juárez

miércoles, 24 noviembre 2021 | 15:45

Ciudad Juárez.— Las diferencias religiosas de adoradores de la Santa Muerte en contra de devotos de San Judas Tadeo, originaron una riña que terminó con daños de consideración contra una vivienda, dos vehículos y uno de los atacantes lesionado, denunciaron públicamente los afectados de estos hechos, apoyados por vecinos del sector.                                                                                

Los quejosos, que anexaron evidencia gráfica de su dicho y que fue aportada por otros vecinos, sostienen que fueron víctimas de agresiones por parte de un grupo de personas que invadieron una vivienda y, ante una ineficiente investigación de hechos, fueron ellos los que tuvieron que huir de la ciudad y abandonar sus pertenencias casi destruidas para salvar su vida, al ser atacados junto a sus hijos.               “María”, la denunciante, dijo que los hechos ocurrieron en la Calle Del Paraíso 1145 en el Infonavit Salvárcar, el primer conflicto se registró el 29 de octubre cuando ella realizó un festejo para San Judas Tadeo, en el cual hubo matachines y posteriormente una comida en su casa a la que acudieron varios vecinos. Mientras esto se realizaba, la familia a la que describe como adoradores de la Santa Muerte, pusieron música con palabras altisonantes a todo volumen, presuntamente para amedrentarlos.                                                                                

“Ellos ya nada más toman y se drogan y sabemos que va a haber problema seguro, ya anteriormente habíamos tenido un problema, a mi esposo lo golpearon y lo dejaron tirado a media calle sangrando porque le dieron con un tubo en la cabeza, traíamos abogado, pusimos demanda más de dos veces, desafortunadamente las leyes de México defienden al criminal y no a la víctima, ellos como ya sabían que íbamos ganando el caso quisieron provocarnos para hacernos ver como los malos”, mencionó.                                                                                

Dijo que la noche del 29, dichas personas acudieron a atacar la vivienda y ellos permanecieron encerrados tres horas durante las cuales  llamaron a los números de emergencia y a pesar de que los vecinos también realizaron reportes al ver lo que ocurría, no acudió ninguna patrulla.                                                                                

Uno de los videos que proporcionó a este medio de comunicación fue grabado por ella misma mientras permanecía escondida dentro de la camioneta, los demás fueron captados por las cámaras de seguridad, tanto de esa vivienda, las cuales destruyeron, como los que le proporcionaron vecinos, refirió.                                                                                

En uno de ellos se observa a un grupo de al menos cinco hombres atacando el domicilio con tubos y a una mujer que lanza disparos con una pistola que lanza clavos, lo cual también pudo ser un arma mortal.                                                                                

Según la descripción de los vecinos, la familia agresora se dedica a la carpintería y para cometer el ataque trajeron a más personas.                                                                                

“La troca de mi esposo la desvalijaron completamente, le rompieron las llantas, le rompieron los vidrios, la rociaron de gasolina para quemarla, afortunadamente llegó la Policía a tiempo y no la lograron quemar, cuando yo miré esto yo salgo para mover mi camioneta para que no la vayan a lastimar y en lo que yo me subo, vienen otra vez con todos los tubos, eran como ocho personas que venían a atacarme, me tratan de abrir las puertas, me tratan de abrir los vidrios y yo nomás rezando”, describió.                                                                                

Dijo que como pudo logró huir en la camioneta para acudir a pedir el apoyo de tres unidades para llegar a su casa pero cuando llegaron le dijeron que no podían hacer nada porque era una riña. En  la vivienda estaban su esposo, su prima y sus tres niños y debido a la presencia policiaca  lograron salir  para irse a un lugar seguro.