Estado
Traerá ‘el mar a Chihuahua’

Videos: Listo para ‘volar’, nuevo aeropuerto

Conectará vías aéreas y terrestres para detonar inversión

Francisco López/El Diario

Francisco Córdova/El Diario

domingo, 03 octubre 2021 | 10:15

Chihuahua, Chih.- El nuevo Aeropuerto Sur de Chihuahua, ubicado en el seccional de El Charco, se declaró listo para iniciar mañana operaciones. Será el primer puerto seco o multimodal de la entidad, lo que promete generar inversiones, y el crecimiento industrial de este sector alejado de la mancha urbana.                                                                                

El ambicioso proyecto ofrece además “traer el mar a Chihuahua” a través de conexiones aéreas que se integran a vías férreas y terrestres, brindando una acceso rápido y eficiente de traslado de mercancías.                                                                             El Aeropuerto Sur de Chihuahua es un proyecto de la iniciativa privada resultado de la suma de esfuerzos e inversiones de varios empresarios, aficionados de la aviación privada que integra también la escuela de este tipo más importante de la entidad, “Vivevolando”.                                                                                

“Aquí (en el Aeropuerto Sur de Chihuahua) hay participación de muchas personas y empresas. Es un sueño que tiene que ver con la operación de la aviación privada, que se hacía normalmente en el aeropuerto de Chihuahua y en un aeródromo que está en el municipio de Aldama, muy antiguo.                                                                                

“Por razones de ocupación del aeródromo de Aldama tenía algunas interferencias con el aeropuerto de Chihuahua, y porque este último presta servicios a la aviación comercial”, dijo Neil Pérez Campos, director del campo de aviación.                                         

“Empezó como un club de gente que le gusta la aviación y se convirtió en un proyecto de aeropuerto alterno al de Chihuahua para la aviación privada”, explicó Pérez Campos.                                                                                 

Con el crecimiento acelerado de este puerto aéreo que en tres años pasó de un hangar y su escuela hasta diez hangares, surgió también el interés por parte de la actual administración municipal por integrar en este espacio ya consolidado como aeropuerto lo que se conoce como un recinto fiscalizado, que permita el ingreso, almacenaje y traslado de mercancías extranjeras, nacionales o locales en un espacio considerado de tipo aduanal, y que por su ubicación estratégica permita conexiones inmediatas, incluso a los principales puertos marítimos a través de transporte ferroviario y carretero.                                                                                 

“El proyecto del recinto fiscalizado estratégico tiene que ver con el desarrollo económico e industrial de Chihuahua, porque fuera de estas instalaciones la idea es hacer crecer industria que se haga servir de la pista aérea, el ferrocarril y la carretera federal”.             “Va a ser un proyecto multimodal, un puerto seco. Con esto el presidente municipal busca hacer un ‘Chihuahua competitivo’, como ya lo ha mencionado en su discurso, y así generar una alternativa de desarrollo industrial”, explicó.                                                 “El Gobierno municipal aprovecha la circunstancia en la que un grupo de gente de la aviación construyó una pista y generó una infraestructura en un punto que converge con el ferrocarril. Es así que el presidente (Marco Bonilla) sugiere hacer un plan de desarrollo urbano para convertir una zona agrícola en una zona industrial a través de un puerto multimodal o un puerto seco, porque tienes ferrocarril que va directo al mar, Chihuahua no tiene mar, y es traerlo aquí a través del ferrocarril”, refirió.                                 Este puerto seco hará converger el tráfico de distintas mercancías e inversiones de todo tipo de empresarios enfocadas al tema logístico con el fin de generar una reserva industrial alterna a la que existe en Chihuahua, con la innovación de que se encontrará fuera del centro de población, por lo que su desarrollo no afectará la vida urbana, y será sustentable, ya que actualmente el aeropuerto también cuenta con su propia granja de energía solar, señaló por su parte Fernando Baeza, representante legal de Grupo Pinos Altos.                                                                                

Con ello el Aeropuerto Sur de Chihuahua vendría a complementar y no a competir con el Aeropuerto Internacional Roberto Fierro, de la ciudad de Chihuahua, que se dedica principalmente a la aviación comercial.                                                                               Con el uso de este aeropuerto sur se desfoga el tráfico de aviación privada, así como en la logística de transporte, pues con el proyecto que arrancará el día de mañana se contempla la creación de un parque en el que converjan aviones de carga y conecten con el ferrocarril.                                                                                 

Para la iniciativa privada conjuntar esfuerzos con el Municipio es parte de sumarse a este afán de la presente administración para crear un “Chihuahua competitivo”, lo que traerá un crecimiento a través de las conexiones estratégicas desde la Sierra de Chihuahua hasta el Pacífico.                                                                                 

Esto debido a que el propósito de los recintos de fiscalización estratégica es facilitar los procesos de exportación e importación y el tráfico entre aduanas, y en un contexto actual en el que el Covid ha traído la necesidad de contar con procesos más eficientes es el momento oportuno para que Chihuahua cuente con el mismo, ya que como ejemplo se tienen pocos en México, pero se trata de proyectos que se han consolidado exitosamente tal como el aeropuerto del Norte de Monterrey, apuntaron.                                     Actualmente el aeropuerto, ubicado en la comunidad de El Charco, a 25 kilómetros de la mancha urbana, al que se conecta con la carretera a Cuauhtémoc, cuenta con una pista de 2 mil 300 metros de largo para despegues y aterrizajes, diez hangares, con servicios mecánicos para aeronaves, bombas de combustibles para los aviones e incluso una granja de energía solar.                     

En él se resguardan hasta 39 aeronaves, en su mayoría tipo Cessna, que realizan vuelos diarios a distintas partes de la entidad con empresas de taxis aéreos y vuelos de práctica para los estudiantes de aviación, así como de los aficionados a esta práctica.           Con el funcionamiento del puerto seco se espera que el aeropuerto incremente hasta en 60 por ciento el tráfico aéreo.                     

Mañana, el presidente Marco Bonilla instalará la primera piedra de este ambicioso proyecto que se espera en pocos años haga despegar el desarrollo económico en la propia ciudad capital.                                                                                 

En cuanto a la coordinación que se tuvo con la Federación y los procesos para obtener los permisos necesarios, El Diario intentó contactar al delegado federal en el estado, Juan Carlos Loera, así como a su representación de comunicación social, pero no se obtuvo respuesta a la solicitud.