Estado

Vigilará CNDH labores de seguridad pública de Guardia Nacional

Estarán en los municipios para realizar labores de seguridad pública de manera extraordinaria, fiscalizada, subordinada y complementaria

Tomada de internet / Fotografía ilustrativa

César Lozano / El Diario

martes, 12 mayo 2020 | 18:56

Chihuahua. – La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), anunció mediante un comunicado de prensa que será un órgano observador constante de la aplicación del acuerdo por el que se dispone la fuerza armada federal en los municipios, para realizar labores de seguridad pública de manera extraordinaria, fiscalizada, subordinada y complementaria, términos confusos que no brindan certeza jurídica del actual de la Guardia Nacional.

El Acuerdo concluirá su vigencia el día el 27 de marzo de 2024 y de acuerdo al organismo público autónomo, es insuficiente respecto a la determinación del contenido de los términos: “extraordinaria”, “fiscalizada” “subordinada” y “complementaria”, con lo que se falta al principio de la certeza jurídica, pues no se tiene claridad sobre los supuestos en los cuales cabría la actuación de la Fuerza Armada.  

A través del documento se cuestiona que ni en el artículo Quinto transitorio del Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Guardia Nacional, así como tampoco en la Ley del Uso de la Fuerza, ni en la Ley de la Guardia Nacional, se establece, claramente, qué se debe entender respecto a los términos: “extraordinaria”, “fiscalizada” y “subordinada”, configurando una indefinición jurídica con graves riesgos para el respeto y garantía de los derechos humanos.

“Lo anterior resulta preocupante, pues ante la indefinición, podría establecerse un esquema permanente de participación de las fuerzas armadas en funciones de seguridad pública, hecho que es contrario a nuestra Constitución y dentro de ella, a las obligaciones internacionales que tiene el Estado mexicano en la materia.  Asimismo, si bien cabe la posibilidad de tener el apoyo de las fuerzas armadas en las funciones dirigidas a la restricción de la libertad personal de personas civiles, además de atender a criterios de proporcionalidad en la restricción de un derecho, debe de responder a criterios estrictos de excepcionalidad y debida diligencia en la salvaguarda de las garantías convencionales, teniendo en cuenta que el régimen de las fuerzas militares no se concilia con las funciones propias de las autoridades civiles”.

Se menciona también la necesidad de que la participación de las Fuerzas Armadas en funciones de seguridad pública, debe regularse mediante mecanismos legales y protocolos sobre el uso de la fuerza, ya que México ha sido condenado en el pasado por abusos de autoridad de las fuerzas armadas, desaparición forzada de personas, asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, violaciones, detenciones ilegales y tortura.

“Esta Comisión dará seguimiento a la participación de la Fuerza Armada permanente en funciones de seguridad pública, de acuerdo con su carácter de organismo constitucional autónomo, y conforme al mandato de proteger, observar, promover, estudiar y divulgar los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano”, concluye el posicionamiento.