Estado

Vinculan a tres por ejecución de comandante y esposa

Fueron arrestados por la SSPM el día del crimen

Cortesía / Audiencia de ayer

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

lunes, 25 abril 2022 | 07:05

Ciudad Juárez— A una semana del asesinato del comandante de Operaciones Especiales, Ezequiel Ortiz Fierro, y su esposa, María Vianey G. S., así como las lesiones que sufrió la sobreviviente del ataque, un juez de Control dictó el auto de vinculación a proceso a los acusados por los delitos de homicidio agravado y homicidio en grado de tentativa. 

Los cargos fueron formulados contra Gustavo Alonso M. M., José Antonio G. P. y Luis Andrés R. R., contenidos en la causa penal 3066/22 por el agente del Ministerio Público (MP) adscrito a la Unidad de Investigación de Delitos contra la Vida y quienes fueron detenidos el pasado 17 de abril en la colonia Fronteriza. 

El juzgador declinó competencia por el delito de portación de arma de fuego y ordenó al Ministerio Público poner a los detenidos a disposición de un juez federal por ese delito. En tanto, los acusados continúan bajo prisión preventiva en el Centro de Reinserción Social (Cereso) Estatal 3.

La representación social pidió al juez de Control un plazo de seis meses para el cierre de la investigación complementaria, lo que fue rechazado por la defensa legal, que pidió tres, en lo que coincidió el juzgador, que fijó como plazo el próximo 24 de julio al considerar el avance de las pruebas periciales realizadas por el Ministerio Público. 

Los hechos que se les imputa ocurrieron el pasado 17 de abril en las calles Sinaloa e Islas de los Cedros de la colonia 16 de septiembre. El comandante murió a causa de las heridas por arma de fuego en la cabeza, mientras que su esposa recibió los impactos en el tórax, que dañaron los pulmones. 

La sobreviviente declaró a la representación social que tras escuchar los disparos, escuchó a su hija María Vianey gritarle “mamá, mamá”; vio a su hija lesionada y llegó junto a ella para luego observar que los agresores se regresaron y su hija la tiró al piso, la alcanzó a cubrir con su cuerpo, por lo que ambas resultaron heridas.

Un vecino fue el que trasladó a las dos mujeres al Hospital de la Familia, donde posteriormente falleció María Vianey, según la narrativa de la MP.

Un testigo protegido dijo que observó dos vehículos, una camioneta tipo Caravan color guinda y un auto Chrysler 300 color negro. De esa unidad descendieron dos hombres, descritos como “tipo soldados” que llevaban “capuchas”, y en la escena del crimen se las quitaron y dispararon contra el mando de la Agencia Estatal de Investigación.

Fueron estas personas las que se regresaron para rematar a la esposa de Ortiz Fierro y al tratar de escapar chocaron contra una piedra, por lo que la defensa delantera se cayó y se quedó en la escena del crimen, siguió narrando la abogada.

En las calles Isla Jasau y Cananea fue ubicado el vehículo y supuestamente las tres personas descendieron y corrieron para luego ser detenidos por los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), que atendieron el llamado de emergencia del radio Mátrax. 

Los presuntos homicidas fueron detenidos por elementos de la Policía municipal en los términos de la flagrancia, asegurándoles armas de fuego, equipo táctico, cargadores y un vehículo.

Durante el desarrollo de la audiencia complementaria de vinculación o no a proceso celebrada ayer a partir de las 09:23 horas, la defensa pretendía interrogar a los agentes aprehensores y a un testigo protegido, pero se desistió ante la ausencia de los mismos. 

Entre las pruebas periciales aportadas por la MP, se informó que hubo coincidencia de las armas aseguradas dentro del vehículo con los casquillos percutidos asegurados en la escena del crimen. 

En este punto, la defensa argumentó que a pesar de la envergadura de caso, por tratarse de un alto mando de la Fiscalía General del Estado (FGE) la representación social no logró acreditar que los tres acusados dispararon las armas, ya que no se hizo el examen de rodizonato de sodio.

El MP informó que se hizo el estudio pero no recibieron los resultados y éstos pueden presentarse más adelante. 

Otro aspecto que destacó la defensa legal de los tres acusados fue las lesiones que causaron los agentes aprehensores de la SSPM y de la AEI después de ser consignados, por lo que pidió al juez que la MP diera vista a las unidades correspondientes para la investigación por los probables delitos de tortura, por lo que se abrió la carpeta de investigación 12183/22.