Estado

Viven presas del miedo y su agresor está libre

Indigna a familiares que sean ellas las que estén aisladas

Cortesía

Staff
El Diario de Juárez

domingo, 21 marzo 2021 | 07:00

Ciudad Juárez— La propuesta de ampliar su permanencia en un albergue fuera de la ciudad como medida de seguridad fue rechazada por familiares de tres mujeres –madre, hija y nieta– víctimas de violencia familiar.

“¿Por qué ellas tienen que esconderse, aislarse, ocultarse y vivir con miedo, mientras que él sigue libre y tal vez dañando a más personas?”, cuestionó un familiar de las agraviadas, cuyos datos generales se reservan por estrictos motivos de seguridad.

Este caso, que está bajo investigación por parte de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), es motivo de una denuncia pública por parte de los parientes, los cuales están en desacuerdo con el proceder del agente del Ministerio Público, de apellido Leyva, pues a pesar de contar con la identidad del agresor y su dirección, no ha cumplimentado la orden de arresto en su contra, ni ha judicializado la carpeta de investigación de uno de los cómplices del atacante.

“Ellas están en un albergue y están juntas, pero llevan cuatro meses encerradas sin que las autoridades hagan algo contra el maldito que las tiene aterrorizadas”, interviene otro consanguíneo de las víctimas. 

Los hechos violentos ocurrieron en diciembre pasado. El probable responsable, identificado como Mario M. C., con domicilio en la calle Islas Hawái, presuntamente ingresó con un amigo a la casa de su suegra y la intentó asesinar. La golpearon severamente y sólo hasta que ella le dijo: “Mario, ten piedad de mí”, fue como el agresor se supo descubierto y optó por huir.

La mujer lo denunció ante la FEM y fue canalizada a un albergue para su protección.

Ese mismo mes, una de las hermanas de la agredida recibió una llamada de auxilio de su sobrina, quien le dijo que había sido encerrada por su pareja, Mario, al que descubrió violentando sexualmente a su hija de dos años, y que desconocía el paradero de su madre.

A través del Ministerio Público la mujer y sus hijos fueron rescatados; luego fue interpuesta la denuncia contra el padre biológico de la pequeña por violación.

“Ella tiene un bebé, es su tercer hijo y fue producto de una violación también. Ese hombre está enfermo y tiene aterrorizada a la familia porque dice que es de los ‘Aztecas’ y como pasan los meses y no lo agarran, creemos que hasta la autoridad le tiene miedo”, narró.

Tras cuatro meses de resguardo, a las agredidas les ofrecieron ser canalizadas a otro refugio al interior del país. Y aunque están juntas, no han podido recuperar su vida, pues han dejado sus hogares ante el miedo de ser asesinadas por Mario. 

“El que debería tener miedo es él, pero mientras las autoridades investigadoras no actúen y capturen a estas personas, mi familia va a tener que seguir oculta, viviendo con miedo”, aseguró una de las denunciantes. 

Juárez ocupa el segundo lugar a nivel nacional en número de denuncias por violencia familiar en todo el país. 

Personal de la FEM informó que se revisa la carpeta de investigación para dar con el paradero de los probables agresores de esta familia. 

redaccion@redaccion.diario.com.mx