Estado
Conflicto en Guadalupe y Calvo

Vivo: ‘No tiene palabra y le faltan pantalones’

Acusan sindicalizados al secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, de romper acuerdo para dejar en dirección a internista

Tomada de internet

Bernardo Islas/ El Diario

miércoles, 16 junio 2021 | 09:47

Chihuahua— “El secretario de Salud del Estado, Eduardo Fernández Herrera, no tiene palabra y le faltan pantalones por no cumplir los acuerdos que se establecieron hace algunos meses”, señaló ayer el secretario general del  Sindicato de Trabajadores de Salud de Guadalupe y Calvo, Juan Salvador Villalba Máynez.

Lo anterior, después de que el titular de la Secretaría de Salud acordará con el Sindicato que la directora del Hospital de Guadalupe y Calvo, Sinaí del Rocío Sánchez Huerta, no volvería a dicho puesto tras ausentarse por un par de meses, sin embargo, no cumplió.

Juan Villalba manifestó que en ese período se nombró a Álex Romo, médico internista como el director de dicho nosocomio, y a palabras de Eduardo Fernández, él permanecería en el puesto, pero, aseguró el líder sindical, “el secretario no cumplió con su palabra”.

Villalba destacó que dichos acuerdos se hicieron frente al secretario general de la Sección 52 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Pablo Serna Molina, pero al parecer al titular de Salud Estatal no le interesó y mantuvo el puesto para Rocío Sánchez, quien, dijeron, es además suplente de la diputada federal María de los Ángeles Gutiérrez Valdez, emanada del PAN.

Agregó que el puesto de Sánchez Huerta es meramente político cuando el hospital requiere a una persona que resuelva los problemas, y no a alguien que no le interesa la mejora en materia de salud.

Asimismo, mencionó que Álex Romo recibe un sueldo de 7 mil pesos mensuales, lo cual es muy bajo para un especialista, agregando que son pocos médicos internistas existentes en el estado, y a las autoridades parece que no les interesa.

Villalba Máynez manifestó que debido a este salario los especialistas abandonan estos trabajos, ya que este sueldo es demasiado bajo, por lo cual catalogó al secretario de Salud como un hombre que le faltan pantalones.

Señaló que Eduardo Fernández se comprometió con ellos en apoyarlos en sus peticiones, siempre y cuando ellos como Secretaría de Salud exigieran a la Secretaría del Bienestar vacunar primero al personal de salud antes que a los maestros, acción que se cumplió, pero que Fernández Herrera rompió su palabra.

bislas@diarioch.com.mx