Estado

Ya no queremos que nos sigan usando: indígenas

La delegación federal en el estado acusó ayer al Gobierno del Estado de intentar romper el acuerdo entre representantes del Gobierno central y los integrantes de la Marcha por el Trabajo

Pável Juárez
El Diario de Juárez

domingo, 27 septiembre 2020 | 07:40

Ciudad Juárez— La delegación federal en el estado acusó ayer al Gobierno del Estado de intentar romper el acuerdo entre representantes del Gobierno central y los integrantes de la Marcha por el Trabajo; a través de la Comisión Estatal de Pueblos Indígenas (Coepi), el Gobierno estatal negó que buscaran intervenir en la Marcha Rarámuri.

De acuerdo con la información vertida en conferencia de prensa, personal de esta comisión ofreció despensas a los integrantes de la marcha, además de hospedaje y transporte y les pidieron que permanecieran en la ciudad de Chihuahua con la condición de que se manifestaran en contra del Gobierno federal

“El Gobierno del Estado nomás llega a donde hay pavimento, nunca hemos visto que vayan a las comunidades, desde mi comunidad de Uruachi podemos decir esto con toda claridad, y no nos parece que ahora vengan del Estado a querer a ponernos en contra del Gobierno federal, ya no queremos que nos sigan usando”, expresó la representante de los pueblos indígenas de la Alta Tarahumara, Flor Bejarano.

El acuerdo que se logró un día antes consiste en establecer mesas de trabajo en las que se solicitará la presencia de los gobernadores indígenas y se convocará a los representantes de las diversas dependencias de los tres niveles de gobierno con la finalidad de encontrar una solución a las problemáticas que sean planteadas. 

“La intención del gobernador Corral, al enviar a personal de su administración, es a todas luces apostar por la ingobernabilidad, no obstante que su administración ha estado ausente en las comunidades de la Sierra”, dijo Bejarano.

En rueda de prensa, los dirigentes de la marcha: Luis Carlos González Fierro, Isidro Rodríguez Martínez, Sebastián Fuentes Holguín y Aldo Loya, afirmaron que al llegar al parque Lerdo, en la ciudad de Chihuahua, personal de Gobierno del Estado en distintos vehículos les ofrecieron despensas que armaron ahí mismo y dinero para que siguieran su viaje hasta la Ciudad de México y hacer un plantón frente a Palacio Nacional.

Luis Carlos González Fierro dijo que no aceptaron la sugerencia del personal de Gobierno del Estado, toda vez que ya se tenía un acuerdo con la Delegación de Bienestar para juntar a los tres niveles de gobierno y resolver juntos las necesidades de los rarámuri de la zona serrana.

Por la tarde y mediante un comunicado de prensa, la Coepi informó que “por solicitud de la Oficina de Atención Ciudadana del Gobierno del Estado, hicieron llegar alimentos consistentes en burritos y refrescos, a través de la Estancia Temporal de la Ciudad de Chihuahua, en donde se dio hospedaje a 15 personas que venían en la Caravana”, cita el boletín de prensa.

La dependencia indicó que los integrantes de la caravana fueron atendidos por el personal operativo de la Estancia, por lo que en ningún momento los funcionarios de Coepi tuvieron contacto con los representantes o dirigentes.