Estado

‘Ya no se puede vivir allá’

Desplazados por la violencia en distintos estados del país llegan a Juárez en un intento de solicitar asilo a EU

Mayra Selene González/El Diario
domingo, 18 agosto 2019 | 07:35

Ciudad Juárez— Sin tener un albergue a donde ir, sin conocer nada de esta ciudad ni del proceso para cruzar a Estados Unidos, una mujer y sus tres hijos esperaban ayer a las afueras del Centro de Atención para Migrantes; acababan de llegar del estado de Michoacán para huir de la violencia, la cual cobró la vida de su esposo.


Al igual que esa familia, cientos de mexicanos de estados como Zacatecas, Michoacán y Guerrero han llegado durante las últimas semanas a esta frontera en busca de cruzar a los Estados Unidos; refieren haber sido desplazados, es decir, que a propósito del temor que viven en sus comunidades por la presencia del crimen organizado, se ven en la necesidad de abandonar sus comunidades, indicó Enrique Valenzuela, coordinador del Consejo Estatal de Población.


“Mataron a mi papá hace tres años y ya no se puede vivir allá, no se puede ir a la escuela, no se puede hacer nada, cada día se pone más feo”, mencionó Omar, de 22 años de edad, quien acompañó a su madre Rosalba y a sus hermanos, una niña de 15 años y un niño de 12, para llegar a esta frontera en busca de migrar a Washington, donde los espera uno de sus tíos.


 “Allá violan a las niñas, nos las quitan, se roban los niños”, continuó Rosalba.


La familia llegó la mañana de ayer del municipio de Aquila, Michoacán; Omar regresará a esa ciudad el lunes, una vez que se cerciore que su mamá y sus hermanos tengan un lugar seguro donde pernoctar mientras logran cruzar.


“Pensábamos que sí nos daban permiso de quedarnos aquí (a las afueras de Coespo)”, mencionó Rosalba, quien dijo además no saber dónde se encuentran los albergues ni el proceso para solicitar la entrevista. 


Por su parte, el funcionario indicó que se ha dado un arribo extraordinario de connacionales, ya que en un principio quienes llegaban a esta frontera eran personas de Cuba y Centroamérica, 


“En realidad están en su derecho de querer cruzar a los Estados Unidos, el país del cual se quieren alejar es precisamente éste, el propio, entonces en cuanto tienen oportunidad en Estados Unidos, según nos refiere la autoridad norteamericana, les están dando la entrada”, mencionó el coordinador de Coespo.