Internacional

“Maté a mi maldita esposa”: Dentista

El odontólogo de Pensilvania confiesó haber asesinado a su conyuge

Agencias

jueves, 14 julio 2022 | 19:09

Los fiscales alegaron que mató a su esposa, con la que duró 34 años, para poder cobrar millones de dólares en beneficios de seguro de vida.

Lawrence Rudolph, un dentista de Pensilvania enjuiciado por el asesinato de su esposa durante un viaje de cacería en África, confesó el crimen durante una discusión con su nueva novia, dijeron los fiscales en un tribunal de Denver.

El fiscal federal adjunto Bishop Grewell le dijo a un jurado durante las declaraciones iniciales del juicio que Rudolph dijo: “I killed my f*king wife for you”, (Maté a mi maldita esposa por ti) informó Associated Press.

Rudolph fue acusado de asesinato y fraude en relación con la muerte en 2016 de su esposa, Bianca Rudolph, quien murió por un disparo fatal de escopeta en el pecho mientras estaban de vacaciones en Zambia.

El odontólogo supuestamente admitió el crimen mientras cenaba con su novia, Lori Milliron, en un asador de Phoenix cuando supo en 2020 que el FBI estaba investigando la muerte de su esposa, dijo Grewell al jurado, según AP.

David Markus, un abogado que representó a Rudolph en su juicio por asesinato, negó que su cliente hiciera la declaración a Milliron, alegando que un testigo, que supuestamente escuchó su conversación, estaba equivocado.

Rudolph y su esposa Bianca viajaron a Zambia en 2016 para que Bianca pudiera matar a un leopardo. No tuvo éxito, pero mató a otros animales en su viaje de caza de tres semanas.

La pareja se estaba preparando para salir de su campamento de caza en el Parque Nacional Kafue en la mañana del 11 de octubre, cuando Bianca murió de un disparo fatal de escopeta en el pecho.

Rudolph, un ex dentista del área de Pittsburgh, le dijo a la policía de Zambia que escuchó el disparo mientras se duchaba y que encontró a su esposa en el piso del dormitorio sangrando por el pecho.

Sospechó que la escopeta se había dejado cargada por la cacería del día anterior y que se disparó mientras Bianca intentaba guardarla en su estuche, según una denuncia federal obtenida por People.

Las autoridades federales se involucraron en el caso después de que una amiga de Bianca les dijo a las autoridades el 27 de octubre de 2016 que quería que el FBI investigara la muerte de su amiga porque sospechaba que había un juego sucio, alegando que Rudolph había engañado a su esposa y había estado teniendo una aventura.

Según la denuncia, el jefe consular de la embajada de Estados Unidos en Zambia le dijo al FBI que había hablado con Rudolph sobre la cremación del cuerpo de su esposa.

Las autoridades han dicho que Bianca no pudo haberse disparado con ese tipo de escopeta debido a su largo cañón. Un médico forense de Colorado opinó que “sería físicamente imposible disparar accidentalmente esta escopeta en su estuche y producir el defecto de entrada que se observa en el cuerpo de la Sra. Rudolph”, dice la denuncia.  

“Además, sería extremadamente difícil, si no imposible, para la Sra. Rudolph alcanzar el gatillo de esta arma incluso si se colocara en el estuche con el cañón presionado contra su pecho”.

Rudolph ha mantenido su inocencia durante su juicio.