Internacional

“Si visitas a tus abuelos, pregúntales dónde quieren que pongas sus cenizas”

Las autoridades peruanas de salud buscan apelar a la disciplina de la población para frenar el avance del coronavirus, aunque por la dureza de los mensajes recibieron críticas en redes sociales

Agencias

martes, 01 septiembre 2020 | 17:53

El gobierno peruano lanzó una agresiva campaña de comunicación contra el coronavirus para evitar reuniones sociales en los que se incumplan las normas de distanciamiento social, en un país que ya tiene la tasa de mortalidad más alta del mundo vinculada a la pandemia.

La campaña “El covid no mata solo. No seamos cómplices” está buscando tocar una fibra íntima de la población, ya que muestra la posibilidad de los contagios en las poblaciones de riesgo como consecuencia de que los jóvenes sigan reuniéndose con sus amigos. Por ello, los mensajes están siendo divulgados en TV, radio, vía pública, redes sociales y otras intervenciones urbanas, siendo la acción de comunicación de mayor alcance desde que el virus llegó al país.

Sin embargo, la crudeza de la campaña recibió considerables críticas en las redes.

“Si vas a visitar a tus abuelos, pregúntales dónde quieren que pongan sus cenizas”, indica uno de los afiches que busca reducir las reuniones familiares.

infobae-image 

La versión en video no es menos impactante. “Mario pensó que visitar a su mamá era seguro. Su mamá ahora sabe que no lo fue”, dice la locución, que muestra a una anciana internada luego de recibir a su familia.

Otras consignas apuntan a evitar los encuentros entre amigos, especialmente los jóvenes, señalados por haber relajado la prevención ante el hartazgo frente al confinamiento:

“Si sales a tomarte unos tragos, trata de ser el alma de la fiesta. De todas formas serás un alma en el funeral”

“Si alientas a tu equipo en la calle, grita fuerte. Te quedarás sin aliento en el funeral”

“Si te gusta salir a pichanguear (jugar fútbol), pisa bien el balón. Lo recordarás cuando necesites uno de oxígeno”

Ante el revuelo, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, remarcó que la campaña tiene dos frentes, uno que apela a “los que cometen faltas, que no les interesa el resto de la humanidad” y otro en el que “se busca levantar al ciudadano (que cumple las normas) y agradecer lo que está haciendo”.

Con respecto a la primera, con afiches en rojo, la funcionaria indicó que “tiene que ser dura, porque toda persona que transgrede las normas tiene que sentir el peso de las cosas”.

Además, rechazó que los videos estén culpando a los niños que visitan a sus abuelos, como se afirmó en redes sociales. “De ninguna manera. El niño tiene un adulto responsable; cuando los sacamos al exterior y se contagia y luego éste, en su inocencia y su afecto, entra a la casa y abraza a alguien y lo contagia. Ese niño de ninguna manera es culpable. La culpa es de los adultos, que no somos responsables de nuestros niños”.

Los usuarios más críticos con la campaña recordaron la ocasión en que el presidente Martín Vizcarra recibió una visita de su nieto en Palacio de Gobierno, en los primeros días de la cuarentena, en su fase más estricta.

Por su parte, la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Neyra, sostuvo: “Debemos reflexionar sobre nuestras acciones y mejorar nuestro comportamiento por el bien de todas y todos. Está en nuestras manos salir victoriosos”.

Entre los países más golpeados, Perú registra la mayor tasa de mortalidad, con 88 decesos cada 100,000 habitantes, seguido de Bélgica (85), España (62), Reino Unido (61), y Chile (59). Este martes, el país superó los 650 mil casos confirmados, con un aumento diario de 4,800 contagios, y se reportaorn 156 muertes, para un total de 28,944.

Fuente: www.infobae.com