Internacional

Abandona EU su última base afgana y pone fin a las operaciones de forma eficaz

El cierre significa efectivamente que las principales operaciones militares estadounidenses en Afganistán están casi terminadas

Jim Huylebroek / The New York Times / Un soldado en un helicóptero mira el paisaje de la ciudad

The New York Times

viernes, 02 julio 2021 | 08:56

Kabul, Afganistán Las tropas estadounidenses y sus aliados occidentales partieron de Bagram, la base aérea más grande de Afganistán, dijeron este viernes funcionarios, entregando al gobierno afgano el extenso puesto de avanzada desde el que Estados Unidos libró la guerra durante casi dos décadas.

Con poca fanfarria y sin ceremonia pública, las tropas estadounidenses abandonaron la base ayer por la noche, dijeron funcionarios estadounidenses y afganos. El cierre significa efectivamente que las principales operaciones militares estadounidenses en Afganistán están casi terminadas.

El ejército afgano "protegerá la base y la utilizará para combatir el terrorismo", dijo Fawad Aman, portavoz del Ministerio de Defensa de Afganistán.

El cierre de Bagram, símbolo de las costosas operaciones de Estados Unidos en Afganistán, se produce semanas antes de la retirada planificada de las tropas estadounidenses, que ingresaron al país después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Estados Unidos dejará un contingente de 650 soldados para proteger su embajada en Kabul, la capital.

La partida llega en un momento peligroso para Afganistán.

Algunas estimaciones de inteligencia de Estados Unidos predicen que el gobierno afgano podría caer ante sus rivales, los talibanes, en tan solo seis meses después de que los estadounidenses completen su retirada. Los talibanes se están acercando poco a poco a Kabul después de haber tomado alrededor de una cuarta parte de los distritos del país en los últimos dos meses.

Cientos, si no miles, de miembros de las fuerzas de seguridad afganas se han rendido en las últimas semanas, mientras que sus contraataques han recuperado poco territorio de los talibanes. Y a medida que las fuerzas afganas se fracturan, las milicias regionales han aparecido con renovada prominencia, en un eco del camino del país hacia la guerra civil en la década de 1990.