Internacional

Acusan que Rusia usa pretexto de 'bomba sucia' para escalada

Francia, RU y EU acusaron a Rusia de usar afirmaciones de que Kiev prepara 'bomba sucia' como pretexto para una escalada en la guerra

Agencia Reforma

Agencia Reforma

lunes, 24 octubre 2022 | 10:18

Kiev, Ucrania.- Los países occidentales acusaron este lunes a Rusia de conspirar para usar la amenaza de una bomba con material nuclear como pretexto para una escalada en Ucrania, mientras Moscú evacuaba a civiles de una ciudad del sur en previsión de una gran batalla.

  Ante el avance de las fuerzas ucranianas en la provincia de Jersón, ocupada por Rusia, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, habló por teléfono el domingo a sus pares occidentales para decirles que Moscú sospechaba que Kiev planeaba utilizar una "bomba sucia".

  En un comunicado conjunto, los Ministros de Asuntos Exteriores de Francia, Reino Unido y Estados Unidos dijeron que todos habían rechazado las acusaciones y reafirmaron su apoyo a Ucrania frente a Rusia. 

 "Nuestros países dejaron claro que todos rechazamos las acusaciones claramente falsas de Rusia de que Ucrania se está preparando para usar una bomba sucia en su propio territorio", dijeron.

  "El mundo se daría cuenta de cualquier intento de utilizar esta acusación como un pretexto para la escalada". 

 En un discurso nocturno, el Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo que la acusación rusa era una señal de que Moscú estaba planeando un ataque de este tipo y de que culparía a Ucrania.

  En tanto, Moscú continuó este lunes con las acusaciones y dijo que Ucrania entró "en la fase final" para la fabricación de su "bomba sucia" -que combina explosivos convencionales con material radiactivo-. 

 "Según las informaciones de las que disponemos, dos organizaciones ucranianas tienen instrucciones específicas para crear la denominada 'bomba sucia'. Su trabajo entró en la fase final", declaró en un comunicado el teniente general Igor Kirillov a cargo en el ejército ruso de las radiaciones, productos químicos y biológicos.

  Kirillov dijo que el objetivo de Kiev es acusar a Rusia de utilizar armas de destrucción masiva y lanzar una "potente campaña antirrusa en el mundo".

  "La detonación de un artefacto explosivo radiactivo conlleva inevitablemente la contaminación de la zona en una superficie que podría llegar a varios miles de metros cuadrados", advirtió.

Evacuación de Jersón 

 Rusia ha ordenado a los civiles que evacuen el territorio que controla en la orilla occidental del río Dniéper, donde las fuerzas ucranianas avanzan desde principios de este mes, poco después de que Moscú reivindicó la anexión de la zona.

  Una derrota rusa en Jersón sería uno de los mayores reveses de Moscú en la guerra. La capital regional es la única gran ciudad que Rusia ha capturado intacta desde la invasión de febrero, y su único punto de apoyo en la orilla occidental del Dniéper, que divide a Ucrania.

  La provincia de Jersón controla la puerta de entrada a Crimea, la península que Rusia tomó en 2014. 

 Desde que sus fuerzas sufrieron importantes derrotas en el campo de batalla en septiembre, el Presidente Vladimir Putin ha intensificado la guerra, llamando a cientos de miles de reservistas, anunciando la anexión de territorios ocupados y amenazando repetidamente con usar armas nucleares para defender el territorio ruso.

  Rusia ha iniciado este mes una nueva campaña con misiles de crucero de largo alcance y drones de fabricación iraní para atacar la energía eléctrica y la calefacción de Ucrania antes del invierno. 

 La televisión estatal rusa está llena de tertulias en las que aparecen expertos que aplauden abiertamente los ataques a la infraestructura civil ucraniana y piden medidas cada vez más duras para eliminar lo que describen como un Estado ucraniano ilegítimo. 

 El presentador de la televisión estatal rusa Anton Krasovsky se disculpó el lunes por unas declaraciones en las que pedía que los niños ucranianos fueran ahogados en los ríos y quemados vivos en cabañas con las puertas clavadas. Además, bromeó diciendo que las abuelas ucranianas estaban ahorrando los fondos de sus funerales para pagar a soldados rusos para que las violen. 

 "Bueno, eso pasa: estás en el aire, te dejas llevar. Y no puedes parar", dijo Krasovsky, añadiendo que estaba "realmente avergonzado". 

 Krasovsky fue suspendido del canal internacional RT, financiado por el Estado ruso, y el Comité de Investigación de Rusia dijo que había ordenado un informe sobre sus "punzantes comentarios".

  El Ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, dijo que Krasovsky sería procesado algún día por promover el genocidio, y pidió a los países que prohibieran RT.