Internacional

Acusará EU a China de intentar piratear sus investigaciones sobre vacunas

Irán y otras naciones también están buscando robar datos y explotar la pandemia con ataques a la infraestructura, dicen las autoridades

The New York Times

The New York Times

domingo, 10 mayo 2020 | 22:09

Washington - El FBI y el Departamento de Seguridad Nacional se están preparando para emitir una advertencia de que los piratas informáticos y espías más hábiles de China están trabajando para robar la investigación estadounidense en el esfuerzo para desarrollar vacunas y tratamientos contra el coronavirus. Los esfuerzos son parte de un aumento en el robo cibernético y ataques de naciones que buscan ventaja durante la pandemia.

La advertencia se produce cuando funcionarios israelíes acusan a Irán de intentar un ataque a finales de abril para interrumpir el suministro de agua, ya que los israelíes fueron confinados en sus casas, aunque el gobierno no ha ofrecido evidencia para respaldar su reclamo. Más de una docena de países han desplegado a sus hackers militares y de inteligencia para obtener todo lo que puedan sobre las respuestas al virus de otras naciones. Incluso los aliados estadounidenses, como Corea del Sur, y naciones que normalmente no se destacan por sus habilidades cibernéticas, como Vietnam, han redirigido repentinamente a sus piratas informáticos para centrarse en la información relacionada con el virus, según las firmas de seguridad privadas que fueron consultadas.

Un borrador de la próxima advertencia pública, que los funcionarios dicen que probablemente se emitirá en los próximos días, dice que China está buscando "valiosa propiedad intelectual y datos de salud pública a través de medios ilícitos relacionados con vacunas, tratamientos y pruebas". Se centra en el robo cibernético y la acción de "actores no tradicionales", un eufemismo para investigadores y estudiantes que, según la administración de Trump, se está activando para robar datos de laboratorios académicos y privados.

La decisión de emitir una acusación específica contra los equipos de piratería de China, dijeron funcionarios, es parte de una estrategia disuasiva más amplia que también involucra al Comando Cibernético de los Estados Unidos y a la Agencia de Seguridad Nacional. Bajo las autoridades legales que el presidente Trump emitió hace casi dos años, tienen el poder de perforar profundamente las redes chinas y de otro tipo para montar contraataques proporcionales. Esto sería similar a su esfuerzo hace 18 meses para atacar a los grupos de inteligencia rusos que buscaban interferir en las elecciones de mitad de período de 2018, y colocar un malware en la red eléctrica de Rusia como una advertencia a Moscú por sus ataques contra las empresas de servicios públicos estadounidenses.

Pero no está claro exactamente qué ha hecho Estados Unidos, si acaso, para enviar un disparo similar a los grupos de piratas informáticos chinos, incluidos los más estrechamente vinculados a la nueva Fuerza de Apoyo Estratégico de China, su equivalente al Comando Cibernético, el Ministerio de Estado Seguridad y otras unidades de inteligencia.

La próxima advertencia es también la última interacción de una serie de esfuerzos de la administración de Donald Trump para culpar a China por la pandemia y explotar sus consecuencias.