Internacional

Admite Fiscal omisiones en caso Epstein

Fiscal General de EU, William Barr, afirmó que hubo grandes irregularidades en cárcel donde murió Jeffrey Epstein, magnate acusado de abuso

Reforma
lunes, 12 agosto 2019 | 12:37
Reforma

Washington.- El Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, dijo este lunes que hubo graves irregularidades en la cárcel federal de Manhattan, donde Jeffrey Epstein, el financiero que fue acusado durante mucho tiempo de abuso sexual de niñas, fue encontrado muerto el sábado por la mañana después de aparentemente suicidarse.

"Ahora estamos aprendiendo de serias irregularidades en esta instalación que son profundamente preocupantes y exigen una investigación exhaustiva", dijo Barr sin dar detalles de los problemas a los que se refería.

La muerte de Epstein se produjo solo dos semanas después de que le hubieran retirado la vigilancia por intento de suicidio en el Centro Correccional Metropolitano en Manhattan, donde estaba recluido en espera de juicio por cargos de tráfico sexual.

Desde que dejó la vigilancia el 29 de julio, Epstein había sido alojado en una de las alas más seguras de la prisión, dijeron las autoridades, y se suponía que los guardias lo vigilaban regularmente.

"Estaba horrorizado, y de hecho todo el departamento estaba, y francamente enojado, al enterarse de la falla del penal para asegurar adecuadamente a este prisionero", afirmó Barr durante una conferencia en Nueva Orleans.

Barr ha pedido al FBI y al Inspector General del Departamento de Justicia que inicien investigaciones sobre lo que sucedió en la prisión en los días y horas previos a la muerte de Epstein.

El magnate había sido encontrado inconsciente en su celda el mes pasado, en lo que podría haber sido un intento de suicidio.

Barr y el Departamento de Justicia buscan saber por qué fue retirado de la vigilancia por suicidio solo unos días después de ser descubierto.

"Llegaremos al fondo de lo que sucedió", dijo Barr.

El Fiscal también dijo que la muerte de Epstein no detendrá la investigación de otras personas que podrían haberlo ayudado a traficar con adolescentes para tener relaciones sexuales.

Fue acusado de abusar sexualmente de cientos de adolescentes en sus mansiones en Manhattan y en Palm Beach, Florida.

"Ningún conspirador debería descansar tranquilo", dijo.

"Las víctimas merecen justicia y la obtendrán".