Internacional

Admite Kremlin que ayuda occidental frena su ofensiva

En el terreno, las fuerzas rusas continúan su ofensiva, especialmente en el este

Reforma

jueves, 05 mayo 2022 | 10:45

Moscú, Rusia.- La ayuda militar y en materia de información que los países occidentales proporcionan a Ucrania impide que Rusia concluya rápidamente su ofensiva, indicó el jueves el Kremlin, asegurando no obstante que cumpliría con todos sus objetivos. 

"Estados Unidos, Reino Unido, la OTAN en su conjunto comparten permanentemente informaciones con las fuerzas armadas ucranianas", dijo a la prensa el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov en reacción a una publicación el miércoles del New York Times.

"Combinado con las entregas de armas (...) estas acciones no permiten acabar rápidamente la operación".

Según ese diario, que cita fuentes anónimas de los servicios de inteligencia estadounidenses, las informaciones proporcionadas por Estados Unidos al Ejército ucraniano permitieron ubicar a varios generales rusos cerca del frente.

Estas acciones occidentales "no tienen capacidad para impedir" que se cumplan los objetivos de la ofensiva rusa en Ucrania, insistió el portavoz del Kremlin, tras 10 semanas de una guerra que ya ha causado miles de muertos y ha hecho huir a más de cinco millones de ucranianos del país.

Hasta ahora, Moscú sólo puede reivindicar el control total de una ciudad ucraniana de envergadura, Jersón, en el sur. Pero espera que, tras dos meses de asedio y bombardeos, pueda hacerse con el puerto estratégico de Mariúpol.

En esta ciudad, asediada y devastada por los bombardeos desde hace semanas y prácticamente bajo el control de Rusia, combatientes ucranianos y civiles están atrincherados en los pasadizos subterráneos del inmenso complejo siderúrgico de Azovstal.

Impiden combates evacuación en planta de Mariúpol

Decenas de civiles seguían atrapados el jueves en los búnkeres subterráneos de una planta siderúrgica, el último reducto ucraniano en Mariúpol, luego de que Rusia rompiera sus promesas de no atacar el lugar y de permitir la evacuación de civiles, dijeron los últimos combatientes en la ciudad.

Los rusos violaron su promesa de tregua y no permiten la evacuación de los civiles" que siguen refugiados con los combatientes en la parte subterránea del complejo industrial, dijo Sviatoslav Palamar, subcomandante del batallón Azov, en un video publicado en Telegram.

Poco antes, el Kremlin había afirmado que los corredores humanitarios anunciados ayer para realizarse el 5, 6 y 7 de mayo, "funcionaban" en la acería y que el ejército respetaba el alto el fuego acordado.

Sin embargo, nadie de Azovstal se encontraba entre los más de 300 civiles evacuados el miércoles de Mariúpol y otras zonas del sur de Ucrania, según la oficina humanitaria de la ONU.

Imágenes publicadas por los combatientes apoyados por Rusia parecían mostrar el humo y las llamas que envolvían el complejo de Azovstal, de la era soviética.

Las autoridades ucranianas creen que unos 200 civiles siguen atrapados junto con los combatientes en una extensa red de búnkeres subterráneos.

Ataques mortales

En el terreno, las fuerzas rusas continúan su ofensiva, especialmente en el este.

El Gobernador de la región de Donetsk indicó que 25 civiles fueron heridos en un bombardeo en un barrio residencial de Kramatorsk. El Ejército ruso dijo que había atacado un lugar de comando ucraniano y dos almacenes militares en el aeródromo de la ciudad.

Moscú también indicó que había lanzado ataques con misiles "de alta precisión" en el sur, sobre todo contra un aeropuerto militar cerca de Kirovogrado, un depósito de municiones y otro de carburantes en la región de Mykolaiv.

"Gracias al triunfo de las acciones de los defensores ucranianos, el enemigo perdió el control de varias localidades cerca de las regiones de Mykolaiv y Jersón", informó no obstante el Estado Mayor ucraniano el jueves.

En la frontera norte de Ucrania, Bielorrusia, un aliado de Moscú, inició el miércoles maniobras militares para probar la capacidad de reacción de su Ejército, declaró su Ministerio de Defensa.

Y Moscú anunció por la noche que su ejército realizó simulaciones de lanzamiento de misiles con capacidad nuclear en el enclave de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania, dos países miembros de la UE.