Internacional

Aerolínea japonesa retirará el 'damas y caballeros' para promover la inclusión

Japan Airlines se comprometió a usar un lenguaje neutral en un país donde los roles de género están arraigados

The New York Times

The New York Times

martes, 29 septiembre 2020 | 11:38

Japan Airlines dijo que retirará la frase "damas y caballeros" de los anuncios a bordo hechos en inglés, un paso simbólico hacia la inclusión en un país donde los activistas han luchado durante mucho tiempo para cambiar las arraigadas tradiciones de género.

Los anuncios en japonés se mantendrían sin cambios porque, en primer lugar, no se utilizan saludos específicos de género.

El anuncio del lunes pareció ser el primero para una aerolínea japonesa, ya que las aerolíneas y los sistemas de metro de todo el mundo han estado eliminando el lenguaje específico de género en los últimos años. (En 2017, los funcionarios británicos dijeron que lanzarían "Hello, everyone" en el metro de Londres).

Mark Morimoto, un portavoz de Japan Airlines, dijo este martes que los saludos y anuncios en inglés en el aeropuerto y en la cabina usarían un lenguaje neutral en cuanto al género, como “all passengers” o “everyone”, o evitarían frases específicas de género por completo a partir de este martes.

"Aspiramos a ser una empresa en la que podamos crear una atmósfera positiva y tratar a todos, incluidos nuestros clientes, con respeto", dijo Morimoto en un correo electrónico.

El pequeño paso de la aerolínea, algunos podrían decir que simbólico, hacia un lenguaje más inclusivo de género está dirigido efectivamente a pasajeros no japoneses. Japón sigue siendo un país conservador, en el que los legisladores se han resistido a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo incluso cuando el apoyo público se ha disparado.

Una encuesta reciente mostró que casi el 80 por ciento de las personas de Japón, de 60 años o menos, apoyan el matrimonio homosexual. Pero la misma encuesta encontró que más de la mitad de los hombres homosexuales y lesbianas en Japón estaban preocupados por hacer pública su orientación, en medio de presiones para ajustarse a normas sociales rígidas.