Internacional

Alienta Trump a votar dos veces en noviembre

Presidente de EU, Donald Trump, alentó a votar dos veces en comicios de noviembre, una por correo y otra en persona, lo que es ilegal.

Reforma

Reforma

jueves, 03 septiembre 2020 | 09:37

Carolina del Norte, EU.- El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, invitó a sus seguidores a emitir dos veces su voto en las elecciones de noviembre, una por correo y otra en persona, lo que es ilegal. 

El Mandatario sugirió que los votantes deberían votar por primero por correo y luego asistir a las urnas para "comprobar su voto".

"Déjenles que lo manden (el voto por correo) y déjenles que voten, y si su sistema es tan bueno como dicen que es, entonces obviamente no podrán votar. Si no está tabulado, sí podrán votar", dijo Trump en declaraciones a los periodistas durante una visita a Wilmington, Carolina del Norte, el miércoles.

El Presidente repitió esa idea directamente a algunos de sus simpatizantes que le esperaban cuando aterrizó en esa ciudad, al decirles: "Envíen (su voto por correo) temprano y después vayan y voten (en persona). No pueden dejarles que les quiten su voto, esta gente está jugando a política sucia".

Votar dos veces de manera intencional es ilegal, y en muchos estados, incluyendo Carolina del Norte, es un delito.

Trump ha insistido, sin ofrecer pruebas, que el voto por correo generalizado, que muchos estados están expandiendo para evitar grandes multitudes el día de las elecciones, puede dar pie a fraudes, a pesar de que numerosos estudios demuestran que eso es extremadamente improbable.

El mandatario sólo justifica el voto por correo cuando los ciudadanos vayan a estar lejos del estado donde están empadronados el día de las elecciones, y ha defendido así el hecho de que él mismo ha usado ese método para ejercer el sufragio en el territorio donde tiene su residencia privada principal, Florida.

Según el diario The New York Times, Trump ha hablado en privado recientemente con sus asesores sobre esa idea de instar a la gente a votar dos veces, precisamente porque su entorno está preocupado de que la campaña del presidente contra el voto por correo pueda disuadir a sus propios simpatizantes de votar.