Internacional

Analiza EU incluir a Cuba en lista de terrorismo

Administración de Trump analiza designar a Cuba como país patrocinador del terrorismo, lo que dificultaría relación de la Isla con Biden

Reforma

Reforma

miércoles, 30 diciembre 2020 | 09:29

Washington DC.- Funcionarios del Departamento de Estado han elaborado una propuesta para designar a Cuba como patrocinador estatal del terrorismo, una medida de política exterior de última hora que complicaría los planes de la Administración entrante de Biden para relajar la creciente presión estadounidense sobre La Habana.

 Con tres semanas para el día de la inauguración, el Secretario de Estado Mike Pompeo debe decidir si aprueba el plan, según dos funcionarios estadounidenses, una medida que también serviría como agradecimiento a los cubanoamericanos y otros latinos anticomunistas en Florida que apoyaron firmemente al Presidente Donald Trump y a sus compañeros republicanos en las elecciones de noviembre.

  No está claro si Pompeo ha decidido seguir adelante con la designación. Pero los demócratas y los expertos en política exterior creen que Trump y sus altos funcionarios están ansiosos por encontrar formas de restringir los primeros meses en el cargo del presidente electo Joseph Biden y hacer que sea más difícil para Biden revertir las políticas de Trump en el exterior. En las últimas semanas, los funcionarios de Trump también han buscado aumentar la presión y las sanciones estadounidenses contra China e Irán.

  Un hallazgo de que un país ha "brindado apoyo repetidamente a actos de terrorismo internacional", en la descripción oficial del Departamento de Estado de un estado patrocinador del terrorismo, automáticamente desencadena sanciones estadounidenses contra su Gobierno. Si se agrega a la lista, Cuba se uniría a otras tres naciones: Irán, Corea del Norte y Siria. 

La Administración Biden podría actuar rápidamente para sacar a Cuba de la lista. Pero hacerlo requeriría más que el trazo de una pluma presidencial. El Departamento de Estado tendría que realizar una revisión formal, un proceso que podría llevar varios meses.

  Una portavoz del Departamento de Estado dijo que la agencia no discute "deliberaciones o posibles deliberaciones" con respecto a las designaciones de terrorismo. La Casa Blanca no brindó comentarios.

 Los demócratas atacaron el martes la propuesta de Cuba, criticando lo que llamaron un cambio de política exterior de última hora que limita injustamente al equipo entrante de Biden.

  "Es otro truco de este Presidente con menos de 23 días para el final", dijo en una entrevista telefónica el representante Gregory W. Meeks, un demócrata de Nueva York que es el nuevo presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara.

  "Está tratando de poner esposas a la administración entrante", agregó.

 El Departamento de Estado eliminó a Cuba de su lista de patrocinadores del terrorismo en 2015, luego de que el Presidente Barack Obama anunciara la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana por primera vez desde la revolución comunista del país de 1959, a la que llamó una reliquia de la Guerra Fría.

  A cambio de promesas de reforma política y social, Obama retiró las sanciones económicas, relajó las restricciones a los viajes y el comercio y reabrió una embajada en La Habana por primera vez en décadas. En 2016, se convirtió en el primer P+residente estadounidense en visitar la isla desde Calvin Coolidge.