Internacional

Aprueba Cámara baja de EU convertir a D.C. en estado 51

Cámara baja aprobó iniciativa para convertir a D.C. en el estado número 51 de EU, y la envió a Senado, donde republicanos se oponen

Reforma

Reforma

jueves, 22 abril 2021 | 13:08

Washington.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves una iniciativa para convertir a Washington D.C., la capital del país, en el estado número 51, y la envió al Senado, donde tendrá un camino difícil por la Oposición republicana.

 Todos los demócratas en la Cámara baja votaron a favor de la propuesta, mientras que el Partido Republicano se opuso, pero la iniciativa avanzó por 216 a 218 votos.

 El Distrito de Columbia, con cerca de 693 mil residentes, tiene una población más grande que Wyoming o Vermont, y sus residentes pagan impuestos federales, al igual que votan por el presidente. Pero sólo tienen un representante sin derecho a voto en el Congreso, la Delegada Eleanor Holmes Norton, quien ha introducido cada año desde 1991 una propuesta de ley para convertir a D.C. en estado.

 La medida convertiría a la mayor parte del territorio en el estado número 51 bajo el nombre Washington, Douglass Commonwealth, por el abolicionista Frederick Douglass.

 La capital federal se reduciría a cerca del área del National Mall, incluyendo los edificios federales, monumentos, la Casa Blanca, el Capitolio y la Suprema Corte.

 El Presidente Joe Biden ha respaldado la idea de convertir a D.C. en un estado.

 El año pasado, la Cámara baja también aprobó una propuesta similar, pero no fue abordada en el Congreso, que está controlado por los republicanos. Aunque ahora el Partido Demócrata tiene un estrecho control de la Cámara alta, los republicanos podrían seguir bloqueando la iniciativa y no todos los senadores demócratas han respaldado la idea.

 El Partido Republicano se ha opuesto consistentemente a convertir a D.C. en un estado. Aseguran que se trata de una táctica de los demócratas para ganar dos escaños más en el Senado, pues la ciudad vota abrumadoramente hacia ellos. Algunos republicanos también aseguran que la iniciativa violaría la Constitución y la Enmienda 23 que extendió el derecho a votar en las elecciones presidenciales a los residentes de D.C.